Segundas partes de un libro, ¿cómo saber si escribir una?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

La decisión de escribir una segunda parte de tu libro o tu novela puede resultarte difícil y estarás lleno de dudas sobre qué hacer. Si te estás planteando escribir una segunda parte de tu obra literaria puede ser por dos motivos: porque la novela inicial ha tenido una acogida maravillosa ante el público y has superado tus objetivos de lectores; o porque la historia que creaste todavía te produce curiosidad y tienes muchas ganas de desarrollar nuevas tramas en el mismo escenario y con los mismos personajes.

Sea cual sea la razón por la que deseas tomar el camino de escribir una segunda parte de tu novela, debes tener en cuenta ciertos detalles importantes que repercutirán en el futuro de la novela y su acogida ante el público objetivo. En caso de que el final de la novela inicial sea cerrado quizás no es la mejor decisión continuar con la novela, porque las tramas de los libros deben estar relacionadas, no obstante nada es imposible. Tus habilidades como escritor son las que marcan la línea que debes seguir y cómo debes plantear la nueva edición que tanto ansias escribir y por qué no,  autopublicarla.

En este post de viveLibro queremos ayudarte a tomar la gran decisión de escribir la segunda parte de tu libro y acompañarte en todo el proceso de producción de tu obra.

El éxito de tu primera obra repercutirá en la segunda parte

Para bien o para mal, la obra original repercute en la segunda parte. Si la primera parte de la novela no ha gustado, es muy probable que aunque la segunda esté mejorada, no va a tener suficientes  lectores. Debes tener en cuenta que si la primera edición de tu novela no ha tenido la acogida con el público que esperabas, no sería recomendable alargar la historia. En este caso no deberías rendirte y escribir una nueva historia.

Si tu libro no ha sido exitoso, es difícil que la segunda parte ayude a visibilizar la primera y por consiguiente, que esta vez sí tenga el éxito que pretendías desde el principio. Analiza cuáles han sido los fallos que han llevado al fracaso a tu novela inicial y por qué no, pide opinión a un lector cero para que te ayude a tomar todo tipo de decisiones respecto a tu obra literaria. Sabemos lo duro que es y el esfuerzo que supone escribir una novela. Seguro que te habrás esforzado al máximo pero sobre los gustos de los lectores no hay normas. En cualquier caso si deseas ser escritor lucha por tus sueños y no te rindas, lo mejor está siempre por llegar.

Las personas que hayan leído tu libro y no han respondido como esperabas, no van a comprar la segunda parte de tu obra, por tanto, no te recomendamos que arriesgues tanto ni inviertas de nuevo tiempo y esfuerzo en una obra que, probablemente, no vaya a tener resultados positivos.

Si tu novela original tiene éxito, merece la pena escribirla segunda parte

Los lectores que aman la novela original van a reclamar y desear una segunda parte. Por tanto, si tu novela ha tenido el éxito que esperabas o incluso más, escribir una segunda parte puede ser la clave de un mayor éxito. Tus seguidores estarán al tanto de tu nueva novela e incluso de otras de tus obras. Te recomendamos que seas cauteloso y te esfuerces todo lo posible en idear la segunda parte de tu novela. Sobre todo disfruta  del éxito que tanto te ha costado conseguir.

La presión y la exigencia son mayores en la segunda parte

Cuando tu novela inicial ha calado en el gusto de los lectores, las expectativas de la segunda parte están por el cielo. Escribir la segunda parte de la novela es incluso más difícil que escribir la primera por que jugamos con dos factores que, inicialmente, no teníamos: la presión y la exigencia del público.

El público reclama la segunda parte y esto te obliga a enfrentarte a unos plazos para aprovechar al máximo el tirón de la primera parte. Es posible que si te demoras demasiado en publicar la segunda parte, el público haya olvidado la novela o haya perdido el interés. El mercado de la literatura es difícil y una vez que tienes un hueco debes aprovecharlo al máximo.

El nivel de la segunda parte debe ser superior. Tienes la oportunidad de solucionar y ampliar todos los detalles de la trama, de los personajes y construir una nueva historia que contar.  Debes jugar con estos factores. Quizás haya algún personaje secundario al que has dedicado poco contenido en la primera parte y ha sido bien recibido por el público. Aunque parezca sencillo de conseguir, ambos libros deberían tener una conexión entre ellos. Procura relacionar todo y no caer en incongruencias en una parte y en otra, los lectores recuerdan todos los detalles y si hay algo que se te escapa o escribes algo diferente no tendrás una buena acogida.

La trama y los personajes deben evolucionar

La segunda parte no debe simplemente ampliar la historia de la primera parte. Deben estar relacionadas pero ser diferentes. Los personajes crecen y evolucionan no deben quedarse anclados. Hay que profundizar más en los sentimientos y la evolución e estos y añadir caras nuevas que participan en la nueva vida de la novela.

Los lectores quien saber más y debes ofrecerles más. No obstante debes ser prudente, no desvariar y añadir una trama que ni siquiera vas a saber solucionar a lo largo del libro. Recuerda que la segunda parte exige algo interesante que contar, no rellenar hojas sin ningún cometido ni interés para los lectores. Si no tienes una idea realista, es mejor que no escribas la segunda parte, porque puede perjudicar a la primera.

Al igual que en la vida real, en tu novela no puedes forzar la situación. Quizás algún personaje ya no tiene nada que decir ni hueco en la nueva historia. Un buen escritor sabe cuándo parar. La calidad es mejor que la cantidad. Añadir menos personajes de mayor calidad es mejor que muchos personajes sin sentido.

Estructurar la trama para no perder ningún detalle

Antes de escribir un libro, debes saber que quieres contar. Sin un objetivo, no puedes improvisar sobre el folio en blanco. Cuando una trama está bien estructurada, los detalles van a estar cuidados. El objetivo es que la trama tenga sentido y la segunda parte y la primera formen un conjunto con sintonía. Si estructuras la trama antes de comenzar a escribir, no perderás el hilo conductor y evitarás el temido bloqueo del escritor.

Puede suceder que para explicar con calidad toda la trama sin perder ningún detalle, necesites no solo la segunda parte, sino una tercera, y debas  escribir una saga. Analiza qué información vas a contar en cada libro, que pinceladas son más adecuadas para dejar al lector con ganas de leer el siguiente libro de la saga, donde termina y comienza cada novela…

Los plazos entre un libro y otro no deben ser excesivos. Te aconsejamos que para evitar que un gran periodo de tiempo separe una publicación de otra, y por consiguiente te agobies y escribas cualquier cosa para publicar cuanto antes, tomes la decisión de lanzar tu obra al mercado cuando tengas empezada la siguiente.  De esta manera muchos lectores comenzarán tu obra y tú ya irán por la mitad de la segunda. Te da la ventaja de obtener más tiempo y confianza para pulir cada detalle y cuidar la narración sin que años separen un libro de otro. Es importante que disfrutes de la escritura de la novela para dar lo máximo de ti. Escribir debe ser un ejercicio placentero no un agobio excesivo.

Escribir una pre-cuela

Las segundas partes no tienen por qué seguir un camino lineal en espacio/tiempo. Muchos autores completan o amplían sus sagas con una precuela, es decir, una obra literaria cuya historia no continúa la del libro original, sino que la precede. Las precuelas se enfocan en los acontecimientos que se producen antes del relato inicial. Es una obra que forma parte del trasfondo de la historia inicial pero no tiene porqué centrar en la misma trama que la obra original. Lo común es que las precuelas expliquen los antecedentes del conflicto en el que se basa la historia original. Son recomendables para aclarar el origen y ampliar información sobre la trama inicial.

Escribir un spin-off

Puedes escribir un spin off para aprovechar el éxito de la novela. Un spin off es una historia ambientada en el mundo en el que ya han vivido otros personajes (los de la novela original). Aunque también hay spin off basados en mundos creados por otros autores. En cualquier caso debes documentarte sobre todos los detalles del escenario en el que se ambienta la historia.

En viveLibro contamos con un gran equipo de expertos de edición, diseño, maquetación y corrección dispuesto a ayudarte en el proceso de creación de tu obra. Ponemos bajo tu supervisión nuestro equipo de profesionales para que los resultados que deseas conseguir cumplan tus expectativas al cien por cien. Ponte en contacto con nosotros para comenzar lo antes posible tus sueños. Además gracias a nuestros servicios de marketing y promoción podrás desarrollar tus puntos fuertes y lograr que tu nombre sea valorado cada vez más a lo largo del tiempo dentro del mundo editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *