¿Cómo saber cuál es el público objetivo de tu libro?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Todos los escritores tenemos un género literario favorito en el cual nos sentimos cómodos escribiendo, nos llena y sobretodo sentimos soltura y facilidad de palabra. Las preferencias son propias de nuestra condición humana y al igual que los escritores escogemos donde vamos a trabajar, los lectores eligen que libros o géneros literarios van a consumir. El objetivo del escritor es adaptarse en la medida de lo posible a los lectores para que su obra literaria sea consumida y elogiada en el mundo de la literatura. Por esta razón, decimos que la libertad de creación de los escritores está ligeramente limitada, lo recomendable es adaptarse siempre a un tipo de público para garantizar un éxito entre este sector.

Es cierto que siempre hay excepciones y por mucho que nos ajustemos a los gustos de un sector concreto, otras personas que aparentemente parecen no tener interés en ese género, no paran de devorar libros. Por eso no debes caer en tópicos ni dar por hecho que si te diriges a un público objetivo concreto debes dejar a un lado características de otros públicos. Vamos a hacer el esfuerzo de demostrar nuestro talento como escritores y ofrecerle al público algo diferente, donde ampliemos en la medida de lo posible el público objetivo al que nos dirigimos para tener éxito.

En este post de viveLibro queremos aclararte todas las dudas sobre qué es el público objetivo y cómo podemos encontrar un público objetivo adecuado para nuestras cualidades en la literatura.

¿Qué es el público objetivo?

Podemos denominarlo público objetivo o target. Ambos son términos que proceden del marketing utilizados para conseguir éxito en las empresas. En este caso también podemos aplicarlo a nuestra condición de escritores y aprovechar las técnicas para ampliarlo. En la literatura podemos definir el público objetivo como el grupo de personas a las que les interesa tu trabajo y por esta razón es más probable que lo consuman.

Tu función como escritor es escribir, pero ¿sabes para quién escribes? Saber hacia qué tipo de público te diriges te facilitara la tarea más de lo que crees. Existen una serie de características que se repiten en los géneros dirigidos a un grupo u otro por el hecho de que gustan y enganchan más a los lectores. Por ejemplo la literatura adolescente destaca por tener siempre una historia de amor, por un protagonista de la edad del público al que te diriges para que los lectores se identifiquen con los sentimientos del personaje y llegue a formar parte de sus vidas.

¿Qué ocurre si no te esfuerzas por dirigirte a un público objetivo concreto?

Es muy probable que si no te decides por un público objetivo y no caracterizas la lectura con sus gustos y preferencias, no consigas suficientes lectores como esperabas y habías marcado en tus objetivos. Debes tener en cuenta que dirigirte a un público objetivo no te supone dejar atrás otros posibles lectores.

Valorar esta selección previa supone una ayuda que puede serte muy útil. Muchos autores que no seleccionan su público objetivo como se recomienda no obtienen suficientes lectores, por consecuencia se desaniman e incluso dudan de sus cualidades como escritor. Cuando la verdad de la situación puede ser que, al no dirigirte a alguien en concreto y querer abarcar tanto mercado, los lectores no te conozcan, no relacionen tu historia con sus gustos y no consuman tus libros. Los escritores que no tienen un grupo de fans y lectores amplios, es decir, los escritores que están introduciéndose en el mercado literario, deben elegir sabiamente a qué público van a dirigirse e invertir todo el esfuerzo y talento en un público objetivo concreto.

Ventajas de dirigirte a un público objetivo

Los autores que escogen una audiencia y consiguen éxito dentro de ella, gozan de una serie de ventajas en común. El éxito de otros autores dentro del público objetivo en el que te mueves también puede favorecerte. En muchas plataformas de venta de libros online o ebook, puedes gozar de la ventaja de salir en ‘’recomendados’’ lo que puede hacerte llegar a más personas de las que imaginabas.

Conoce a tu público objetivo

Para poder llegar a tantos lectores debes conocer a la audiencia y puedes conseguirlo mediante una investigación y observación previa desde diferentes puntos. En primer lugar puedes optar por leer los libros que se relacionan con cada público objetivos, realizar un borrador o lluvia de ideas donde pongas las características que tienen en común. Estas características son pistas que te marcan un camino para poder guiarte.

Las redes sociales también son un buen lugar para llevar a cabo esta investigación. Gracias a las redes sociales puedes saber que temas son trending topic entre el público objetivo, que les interesa y preocupa de la actualidad y sobretodo que lugares frecuentan o son más populares entre ellos.

Preguntar de primera mano. Puedes reunirte con varias personas del público objetivo al que quiere dirigirte y preguntarles directamente qué temas son más interesantes para ellos. De esta manera te involucrarás en su mundo y escucharas lo que reclaman, como lo reclaman y bajo qué perspectiva ven el mundo. Esta ‘’reunión’’ con varias personas de tu público objetivo también te ofrece pistas sobre cómo debe ser el protagonista para que se identifique en la medida de lo posible con todos ellos.

Qué cualidades tienen en común las distintas personas de tu público objetivo. En ocasiones el público objetivo no tiene nada que ver con que las personas coincidan en edad, ciudad, gustos etc. En la sociedad hay una serie de características que hoy en día lo marcan todo: las características socio-demográficas y socio-culturales de cada persona. Las claves para adaptarte a un público objetivo concreto muchas veces las encuentras en factores como: el nivel de estudios del grupo (útil para establecer una sintáctica o vocabulario más o menos especializado); el nivel económico de estas personas (la economía muchas veces marca el interés de las personas, una persona que goza de cierta comodidad económica se preocupara por otros temas, en cambio una persona que vive su día a día con la incertidumbre del dinero quizás necesite tu libro para desconectar, aprender y gozar de ese viaje que no puede permitirse); el tipo de cultura que identifica el lugar en el que viven (muy relacionado con las creencias, la ideología, los sueños que les marca la sociedad); la edad; cargo o profesión que ocupan etc.

Crea la imagen de la persona y escribe para ella

Una vez que has establecido una serie de características que definen al público objetivo, intenta materializarlas en una sola persona, de esta forma el grupo se reducirá a una persona (como si le escribieras tu novela, libro o carta a una persona) Te resultará la labor de escritura más sencilla. Conociendo a esa persona que identifica al público objetivo, sabes que puede desear, que prefiere que ocurra, que le intriga, que desea saber…

Las probabilidades de éxito aumentan cuando te adaptas a tu público

Es innegable que si escribes tu obra literaria adaptándote a las características del grupo objetivo, las probabilidades de éxito aumentan. Si una persona ha conocido tu obra, la ha leído y le gusta, correrá la voz entre sus iguales, y aumentará el número de audiencia que quiere acceder a tu libro.

Ahora que sabes las ventajas de esforzarse por escribir para un público objetivo, debes decidir bajo tu criterio personal que publico te interesa más. El hecho de que elijas un público en tu primera obra literaria no significa que tu línea editorial está marcada solo para ese público eternamente. Puedes probar a dirigirte a varios públicos y ver cuál te satisface más, cuál te resulta más sencillo y sobretodo en cuál tienes más éxito. Aunque muchos lectores relacionan el nombre del autor con el contenido que hay dentro de la obra, por lo que céntrate únicamente en un público es una ventaja añadida que favorece a tu marca personal.

Publica tu libro y goza del éxito de tu esfuerzo

Una vez que hayas conseguido adaptarte al público bajo las características que has marcado, redacta tu obra y termínala. El resultado será más que satisfactorio para ti y para tus futuros lectores. Recuerda que todo esfuerzo tiene su recompensa, y esforzarse antes y durante la redacción de tu obra, hará que el resultado sea más positivo y por qué no todo un éxito literario.

La autopublicación también puede ofrecerte muchas ventajas que te harán ganar éxito y por eso en viveLibro queremos ayudarte en el proceso de creación de tu proyecto.

Todas las experiencias positivas que has obtenido de la investigación para adaptarte a tu público objetivo son importantes para nosotros. En viveLibro queremos ayudarte a autopublicar tu maravillosa obra que tanto esfuerzo te ha costado conseguir. Por eso ponemos a tu disposición una serie de paquetes editoriales y  servicios editoriales complementarios que pueden ayudarte a cumplir tu sueño de manera rápida y efectiva y sobre todo ayudarte a elegir la mejor manera de sacar adelante tu proyecto literario con nosotros. Confía en nuestros años de experiencia y sobre todo en un equipo de personas que harán sentirte lo más cómodo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *