Cómo escribir una novela histórica: Recursos para escritores

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

La novela es uno de los grandes géneros literarios por excelencia para el cual hay que poseer experiencia previa, conocimientos, paciencia y sobretodo amor por la escritura. Proponerse escribir una novela puede ser el deseo de muchos autores, y a la hora de elegir el género literario en el cual quieren moverse por primera vez, es probable que elijan su género literario desde el punto de vista de lectores. Existen infinidad de géneros literarios y subgéneros que pueden ser seleccionados para llevar el hilo conductor de una novela, y por suerte, la mayoría son combinables entre sí para enriquecer la profundidad del relato. Uno de los géneros literarios más populares para escribir una novela es el histórico, es decir, la novela historia.

Desde hace siglos, la sociedad ha consumido y escrito libros históricos, es una forma muy eficaz de conocer la sociedad que nos precede y de disfrutar de nuevos relatos que hoy podrían ser imposibles de creer (por la gran infinidad de cambios que han sucedido a lo largo de la historia. La novela histórica requiere de una gran experiencia por parte del autor y existen una serie de elementos imprescindibles para conseguir una obra de calidad que caracterizan a la novela histórica.

Las novelas históricas pueden combinarse con la ficción, son un género literario que combina personajes de ficción y tramas ficticias con personajes, lugares y fechas históricas. Una de las funciones que debe tener implícita la novela histórica es ofrecerle al lector una serie de conocimientos reales sobre un periodo histórico concreto y presentarlo al lector de forma atractiva o memorable, siempre destacando las características que identifican ese momento histórico.

En este post de vivelibro vamos a ofrecer consejos o indicaciones que puedes llevar a cabo para elaborar una novela histórica en todo su esplendor, y te recomendamos que tengas en cuenta las técnicas narrativas de nuestro blog que pueden ayudarte a mejorar tu actividad como crear correctamente la escaleta de tu novela o introducir un cliffhanger en el momento adecuado para enganchar a tus lectores.

La novela histórica: características y definición

La novela histórica es una obra literaria en la que se narra una acción fingida (en todo o en parte) basándose en un entorno histórico realista, cuyo fin principal es causar placer de lectura a las personas.

Es un subgénero narrativo que se configuró como tal en el Romanticismo del siglo XIX y ha continuado desarrollándose con gran popularidad entre el público de los siglo XX y XXI. Es característico que se utilice un argumento de ficción, como lo harías en cualquier novela, pero hay que situarlo en espacio y tiempo, un periodo concreto y desarrollar la trama de la novela basándose en los acontecimientos reales que sucedieron en la época que has seleccionado. Por norma general los acontecimientos históricos deben tener cierta relevancia en la narración de la novela, aunque la presencia de datos o detalles históricos más concretos, es a libre elección del autor, es decir, puede tener mayor o menor grado de profundidad.

En cuanto a los personajes, es recomendable que se combinen tanto personajes históricos como personajes ficticios. Por ejemplo puedes desarrollar una historia sobre una familia ficticia que vivió en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial pero sin lugar a dudas deben aparecer los principales personajes históricos que marcaron esta época: políticos, dictadores, reyes, partidos políticos, movimientos ideológicos, símbolos identificativos etc. No tiene ningún sentido escribir sobre una época histórica sin utilizar estos elementos.

Características temporales a tener en cuenta.

Las novelas históricas deben ubicarse en un periodo de tiempo mínimo de 20 años o más trasladándose al pasado en el cual el autor no haya vivido.

Se deben tener en cuenta las características culturales, socio-demográficas, económicas, políticas, geografía… fieles a la realidad vigente que marca ese momento histórico, por lo que, es imprescindible un conocimiento amplio y profundo trabajo de documentación.

Documentarse en profundidad es imprescindible.

Es indispensable que el proceso de documentación sea previo a comenzar el relato, la novela histórica es uno de los géneros más sensibles a la documentación (cualquier experto en escritura se propone la documentación, pero un escritor de novela histórica debe llevar este paso intrínseco a la propia escritura). Recuerda que el entorno físico, social y cultural ya ha ocurrido y necesitas disponer de toda la información al cien por cien para no cometer ni un error, por pequeño que parezca. El proceso de documentación debe ser un proceso largo, en el cual el autor busca auto perfeccionarse, y contar con ese tipo de documentación facilita el trabajo del propio autor.

Piensa que cuando tienes las descripciones de todos los escenarios donde va a suceder tu novela, el escritor posee una gran parte del trabajo ya terminada, no tiene que recurrir a su propia imaginación para crear lugares ni acontecimientos. Basarse en hechos que han sido reales es más fácil si el proceso de documentación que realizamos previamente es fruto de esfuerzo e investigación.

Debes conocer cualquier hecho relevante que sucediera en la época y lugar en el que estás escribiendo, aunque desees o no incluirlo finalmente, debes conocer más cosas de esa época de las que meramente vas a redactar.

Para crear los personajes también necesitas la documentación. El hecho histórico en el que estás trabajando te dará las claves sobre cuáles eran las costumbres de la sociedad, la vestimenta que se estilaba en esa época, que alimentos disponían, que lugares eran los más importantes del mundo, que ciudades eran las principales, la lengua que se hablaba en cada lugar, como era su economía, qué actividades desarrollaban para trabajar o comer, si había alguna enfermedad que marcó un antes y un después en la sociedad, las medicinas de las que se disponían o no…

Recurre a libros, manuscritos, documentos oficiales, no te limites a internet.

Recuerda que cualquier persona puede colgar información en internet en determinadas páginas, o cada cual puede escribir su propio blog, te recomendamos que consultes diferentes fuentes en internet para contrastar información y que además consultes libros, enciclopedias, manuscritos, documentos… necesitas acceder a fuentes serias y oficiales donde te asegures de que la información está contrastada y verificada por expertos. Para inspirarte en personajes y vestuarios puedes visitar museos, donde ver cuadros, tapices, esculturas… ver museos de trajes propios de la época… No te fijes únicamente de series o películas donde pueden cometerse errores de esta índole, ya que la actualidad estética siempre está muy presente en las películas y series de época.

Escribe toda la bibliografía que consultes, aporta fiabilidad y autoridad a tus relatos y a tu obra en general.

Consulta a expertos: historiadores, científicos, arqueólogos…

Cualquier profesional estará dispuesto a ayudar para que consigas una obra de calidad. Es posible que cualquier experto, (en la materia de la cual decidas profundizar e incorporar en tu relato) pueda aportar conocimientos exactos, nuevos o que no se encuentren en todos los libros o manuales. Es una gran ayuda profesional para consultar cualquier tipo de duda que te surja a lo largo de la redacción.

Estructura de la Novela Histórica

En general la novela histórica se estructura de forma similar a una novela, es decir, la organización correcta que debe poseer la estructura de la novela es la que se basa en la división de tres partes bien diferenciadas (llamada estructura en tres actos o estructura tradicional). En primer lugar el planteamiento, donde se presenta a los personajes y el conflicto principal que va a protagonizar la trama de la novela; en segundo lugar el desarrollo (también denominado nudo) es la parte más extensa de la novela, donde sucede toda la historia; y por último el desenlace donde se produce la resolución (o no) de los conflictos y el clímax narrativo. En definitiva, esta es la estructura que debes manejar con soltura si pretendes escribir una novela (sea cual sea el subgénero).

Busca siempre una idea original, o selecciona una época que sea más desconocida para la sociedad

Hay un extenso catálogo sobre novelas históricas, por lo que, lo ideal es aportar a la sociedad una serie de conocimientos implícitos en la novela que sean desconocidos para ellos. También puedes intentar dar una visión distinta o que sea menos común sobre un hecho histórico. Seguramente durante el propio proceso de documentación habrás conocido los títulos más relevantes sobre el tema en cuestión, fíjate en las novelas cuáles son las partes más claves o fundamentales en las que profundizan los otros autores.

Precaución con los anacronismos

Evitarlos puede ser algo difícil, de hecho puede que te encuentres en la tesitura de ponerlos obligatoriamente para que la lectura sea comprendida por los espectadores, en este caso, deberás apuntar cual es la palabra o expresión habitual de la propia época y explicar el motivo por el que has acudido al anacronismo. Puedes añadir un anexo donde incluir todos estos detalles.

Autopublica tu novela histórica con viveLibro

Tú marcas tus metas y tus objetivos, y en viveLibro nos preocupamos por ti. Esperamos que este post te ayude con las claves principales para escribir una novela histórica, disfrutes del proceso de creación e introduzcas todos tus conocimientos que has obtenido durante la documentación.

Nuestro equipo editorial te acompañará en todo el proceso. Solo tienes que hacernos llegar tu manuscrito y hacernos saber cuál es tu objetivo y tus propósitos con tu obra, a partir de ahí trataremos contigo qué servicios editoriales son los que mejor se adaptan a tu obra. De la mano de nuestro equipo editorial y siempre bajo tu supervisión y en contacto constante con ellos y su experiencia dilatada en el tiempo ponemos a tu disposición las mejores opciones que te permitirán cumplir tu sueño y publicar tu libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *