Entrevista a Juan Miguel Martínez Almecija autor de «Rejas»

V: Cuéntanos un poco más de ti…

RE: Contar… ¿Cómo podría decirlo? No podría porque ha habido etapas de mi vida que ni siquiera me he conocido o simplemente me he perdido por los laberintos de la vida. Así pues, soy un aventurero, algo atolondrado a veces, tímido y otras veces he sido tan solo un personaje en otras historias de mis pensamientos y a sabiendas de que estas no normales palabras se juzgaran. Así me presento como una persona más luchando por un sueño.

———————————————————————————————————

Para recibir cómodamente en tu casa el libro de Juan Miguel, no dudes en comprar "Rejas" en la tienda en Internet de la Editorial Vivelibro.

———————————————————————————————————

V: ¿Cómo nace en ti la pasión por escribir poesía y cuándo decides lanzarte a publicar?

RE: La pasión de escribir nace de las experiencias de mi vida y por aquella necesidad de compartir lo que escondo en lo más profundo de mi alma que solo pocas personas han habitado, y de este modo digamos que me desahogo sacando esa porción de mí de ese lugar tan íntimo donde uno se siente vulnerable. En el año 2016 conocí a Don Ramón Fernández Palmeral que leyó antiguos escritos míos y extrañamente le gustaron, él me animó a crear un blog, leer poesía y publicar El Lampista, pues sí podría decir cariñosamente que él tiene la culpa de que otro loco más comparta su pasión con la pluma.

V: ¿Cómo surge la idea de Rejas?

RE: Rejas, surge de una entrada en prisión después de cuatro años del delito, que se cuenta en el libro al cual juzgaron con un año y medio. A pesar de tener contrato, casa y estar insertado en la sociedad la persona fue convertida en reo. Fue obviado el artículo 80 del código penal. Mientras Lionel Messi, Lluis Corominas, Hasier Arraiz tuvieron condenas de dos años y el hueco del bolsillo.

En el centro penitenciario no se tuvo en cuenta ni se valoró la vida personal ni actual de la persona obviando artículos tales como el “Artículo 17” donde se establece que “toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad, sino con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma previstos en la ley.».

Ni se tuvo en cuenta el artículo 25.2.  de la Constitución Española que establece que “las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social.” De igual forma se pronuncia el art. 1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria 1/1979. En su virtud, existen distintas modalidades de cumplimiento, que se articulan a través del sistema de clasificación en grados que establece la LOGP y su Reglamento (RD 190/1996). Dicho sistema se caracteriza por su flexibilidad, sin que sea necesario pasar por los distintos grados hasta alcanzar a la libertad condicional, de tal forma que, en función del denominado principio de individualización científica, se permite la clasificación inicial del penado/a, desde que comienza el cumplimiento de la condena, en cualquier grado, incluido el tercero. De hecho, el art. 72.3 de la LOGP determina que «siempre que, de la observación y clasificación de un penado, resulte estar en condiciones para ello, podrá ser situado inicialmente en un grado superior, salvo el de libertad condicional, sin pasar necesariamente por los grados que le preceden». Y el art. 72.4. LOGP exige que no se mantenga a ninguna persona en un grado inferior cuando por la evolución de su tratamiento se haga merecedor a su progresión.

Las consecuencias fueron el despido de Aldeas Infantiles que no quisieron saber nada aun sabiendo que era una causa antigua. Además, todo esto ocasionó ataques de ansiedad, una depresión de adaptabilidad al nuevo entorno, frustraciones por los engaños del equipo de tratamiento (sintiéndome juzgado de nuevo) y de los abogados. La suma de estos factores desencadenó en un trastorno de la personalidad narcisista (*) perdiendo así el puesto laboral, causando problemas familiares, problemas económicos, perdida del hogar, la intimidad, y traumas.

Si a todo lo anterior sumamos que me tuvieron en un módulo de Drogodependencia y toxicomanías con la promesa de salir pronto, recibiendo terapias diarias sobre sustancias y escuchando, experiencias desgarradoras a pesar de no tener problemas.

Sumando que siendo vegano estuve comiendo y cenando durante los dos primeros meses bocadillos de lechuga y tomate, y bueno alguna vez sobras de los compañeros de pepinillos y aceitunas. Al cabo de un tiempo sumaron arroz a mi dieta y así estuve hasta mi salida. En circunstancias parecidas estaban los diabéticos que tenían su dieta, a los que no querían engordar les ponían dietas bajas en grasas, los musulmanes su dieta sin embargo el vegano o vegetariano era considerado una manera de pensar no apta para ese lugar.  A lo cual no entiendo ya que una prisión recibe por reo 1806€ al mes y yo y aquí es ahora cuando yo me pregunto ¿Cuánto gasto hice yo que costara 1806€?  

Sin olvidar lo más importante: el maltrato psicológico que pasó la persona que había fuera. Que también había pasado su condena, pero sin rejas con una depresión. Ciertos problemas muy parecidos a los míos con una impotencia mayor al no poder hacer nada, haciendo una lucha en vano desde fuera y el trauma que ocasionó esta condena. Además, tuvo que aguantar a mi salida mi trastorno de personalidad, mi maltrato psicológico narcisista con desconfianza, con acoso, con publicaciones humillantes, calumnias, comportamientos micro machistas y cuestiones que hoy en día me hacen reflexionar de lo perdido que estuve y no era otra cosa que mi propia inseguridad, trauma, frustración, rabia, y viviendo una realidad falsa me perdí convirtiéndome en otra persona muy diferente y dirigí todo mi daño hacía esta persona.

Ahora, miro hacia atrás y ya no como hombre sino como persona siento mucho lo que hice y si dicen que se le hace daño a la persona que más se quiere aquí la regla no falló. Por esa razón la idea de este libro es gritar por una injusticia, pedir perdón por un comportamiento vergonzoso hacía la persona más querida e injustamente castigada, y que mejor manera de agradecer a esa persona todo lo que hizo por mí, que dedicarle este cachito de mí y recordarla toda la eternidad. 

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en este libro?

RE: Van a encontrar versos sumamente enloquecidos chillando por la justicia, y aun sabiendo que serán prejuzgadas, cada poema si te dejas te llevará a ese momento y sentirás esa emoción que yo siento o sentí en aquel lugar.

V: Cuéntanos qué hay de personal en este poemario…

RE:   Todo.

V: En todo el proceso de escritura, ¿qué ha sido lo más fácil y lo más complicado a la hora de dar forma a Rejas?

RE: ¿Lo más fácil?… Las fotos ¿Lo más complicado? Escribir dentro de la incertidumbre, y escribir con la impotencia atada.

V: ¿Cómo te decantas por este título para tu libro? ¿Barajaste más opciones?

RE: Me decante por la situación personal y es una palabra dura e impactante que resume muchas historias y no solo la mía. No baraje más opciones.

———————————————————————————————————

Para recibir cómodamente en tu casa el libro de Juan Miguel, no dudes en comprar "Rejas" en la tienda en Internet de la Editorial Vivelibro.

———————————————————————————————————

V: ¿Quiénes son tus poetas referentes?

RE: Soy uno de esos poetas o escritores raros que no suele leer especialmente mucha poesía pero sí tengo algunos favoritos que reelería; Edgar Allan Poe, Lope de Vega, Federico Garcia Lorca, Ramón Fernández Palmeral y algunos más que ahora no me viene a la cabeza.

V: ¿Qué es lo que te gusta leer en tus ratos libres?

RE: Sinceramente no suelo tener tiempo y sí que debería buscar más tiempo pues un buen libro te ayuda en momentos crudos de la vida. Pero si la vida me concede ese tiempo novela negra, psicología, relatos y libros de superación personal.

V: ¿Qué dirías a los lectores para que se llevaran a casa Rejas?

RE: Si buscas un simple libro de poesías no es el libro adecuado y si por lo contrario buscas una experiencia personal y sentir ese bello levantarse en los brazos por algo real en una historia de dos personas condenadas injustamente, entonces, este es tu libro.

(*) Estudios – algunos de los estudios donde se pueden ver las etapas y los daños emocionales que puede causar una reinserción indebida – Trastornos de la personalidad narcisista/ Los trastornos de personalidad en reclusos como factor distorsión del clima social de la prisión < Barcelona >/ Del mito de Narciso a los trastornos de la personalidad en cárceles aragonesas…etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *