Entrevista a Herman Kamwa autor del libro «Hambrientos sonidos»

 

V: Cuéntanos un poco más de ti…

RE: Me llamo Herman KAMWA, soy un joven escritor y actor cultural camerunés. Profesor de español en mi país, enseño en institutos públicos y en el Centro Cultural Español de Yaundé. Estoy cursando estudios de doctorado en Literatura Comparada en la Universidad de Yaundé I. He investigado sobre el humanismo fantástico, el mestizaje mediático, la poética teatral y el teatro político. Soy el autor del poemario (Noces)talgiques du (bon)soir. Le pleur du carême (2017) y de varios textos inéditos en español y en francés como: En los brazos de mis altavoces (novela), Gambas se raconte… Duegne et autres récits (relatos cortos), (Mél)@nges d’ici et d’ailleurs (poesía multilingüe). Además de participar en coloquios científicos sobre los estudios literarios, soy miembro titular del Taller de Crítica y de Estética Literaria (A.C.E.L.) de Yaundé y de otras asociaciones culturales. Guionista y escenógrafo, soy el autor de la película Potion de Séduction (JBK Films, 2017). Me gustan el deporte, la lectura, la música, la danza y el arte en general.

———————————————————————————————————————————–

Para recibir cómodamente en tu casa el libro de Herman, no dudes en comprar «Hambrientos Sonidos» en la web de la Editorial viveLibro 

———————————————————————————————————————————–

Harman Kamwa Kenmogne

 

V: ¿Cómo nace en ti la pasión por escribir poesía y cuándo decides lanzarte a publicar?

RE: La pasión por escribir poesía nace en mí desde el colegio. Yo procuraba alternar el dibujo y el teatro con poemas que compartía con mis amigos y compañeros. Esto continuó en los primeros años de mi vida estudiantil. Pronto quedaron algo marginados el dibujo y el teatro en beneficio de la poesía. Además de mis experiencias en el colegio y en la universidad, mi incorporación en la Ronde des Poètes de Yaundé (asociación de poetas) me permitió aprender un montón al lado de los mayores. Decidí publicar por primera vez tras la muerte de mi abuelo en diciembre de 2016. En 2017 le dediqué mi primer poemario. Mi nostalgia era muy fuerte. Cuando murió mi abuelo, ya había empezado la redacción de ese largo poema (largo metraje poético en términos del prologuista de la obra) con el tema central de la nostalgia y de la cuaresma como tiempo de la ausencia. Todo quedó más claro, vivo y personal después. No sólo quería homenajearlo, sino que ese largo poema llevaba muchos aspectos de mi vida y deseaba emanciparse. Puedo decir que fue una especie de liberación: liberación de mi nostalgia, liberación del joven poeta en peregrinación y en busca de su camino en las huellas de sus ilustres predecesores.

Harman Kamwa Kenmogne

V: ¿Cómo surge la idea de Hambrientos sonidos. El grito del silencio?

RE: No sabré decir exactamente cómo surge la idea de este libro. Creo que todo empezó por la publicación de un trocito de texto poético en mi cuenta Facebook. Lo comenté con un amigo español, y sé que los días siguientes vieron nacer otros textos. Algunos días, escribía con el frenesí de las abejas. Los primeros textos salieron de mi pluma con su título, El grito del silencio, y es entonces cuando nació el proyecto de este libro con mucho entusiasmo.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en este libro?

RE: Los lectores van a encontrar una compilación de textos sabrosos, incluso los más tristes, porque considero que es preciso reírse tanto de las alegrías como de las penas. Se trata de la poesía camerunesa en lengua española, es decir, una obra necesariamente mestiza. Este poemario es a la vez ironía, humorismo, hipérbole, repetición y metáfora del sufrimiento y del amor tal como se manifiestan en la gente humilde. Los lectores son invitados a disfrutar de estos versos cuyo significado se desdobla muy a menudo como si el poeta estuviera hablando en una casa vacía. Me parece que lo que debe animar a los lectores es la curiosidad, porque curioseando se descubre mundos nuevos.

Harman Kamwa Kenmogne

V: Cuéntanos qué hay de personal en este libro…

RE: Muchas cosas tienen algo que ver con mi vida personal en este libro. Si no consigo vivir de modo especial lo que quiero decir, siempre tengo la impresión de que la palabra carece de fuerza. Poemas como «Paloma negra», «Enigma temporal», «Cuando el olvido se expresa…» y «Palabras volantes» desvelan algunas controversias y experiencias personales. Este último, por ejemplo, es un texto existencial en el que grito mi propio dolor en este mundo donde el vicio tiende a volverse la norma. Concluyo este poema con que todos llevamos una parte de la culpa de las desgracias de nuestro mundo: “Por la justicia o la injusticia / Vive una palabra / Vuela sin alas”. Digo esto porque así veo el mundo, así lo vivo.

V: En todo el proceso de escritura, ¿qué ha sido lo más fácil y lo más complicado a la hora de dar forma a Hambrientos sonidos. El grito del silencio?

RE: Globalmente, escribo con mucho placer desde un estado de incomunicación o de silencio en busca de un oyente desconocido. Me gusta mucho compartir lo que escribo. Debido a mis múltiples viajes y actividades profesionales, los textos fueron escritos en lugares y ciudades diferentes de mi país. Lo más difícil, creo, ha sido quitar las fechas y los lugares de escritura de cada poema, pero pienso que así libero los poemas del peso agresivo de su contexto de producción. La libertad y el entusiasmo resumen bastante bien el proceso de escritura de este libro.

V: ¿Cómo te decantas por este título para tu libro? ¿Barajaste más opciones?

RE: Debo confesar que no tuve muchas dificultades a la hora de fijar el título. Desde el principio, vino a mí el título El grito del silencio y lo adopté hasta el fin. Sin embargo, siempre tenía la impresión de algo inacabado. Volviendo a leer el libro, surgió, sin llamar a la puerta, el actual título con convicción y sobre todo estilo y originalidad. Para no perder la primera iniciativa, la adopté como subtítulo. Y es que mantiene con el título una relación intrínseca y muy lúdica a mi parecer. Con la sonrisa leve del joven poeta torpe, creo que sin nada decir, título y subtítulo dicen lo mismo sin repetirse. Es lo que llamo poesía, el decir lo mismo sin nada decir, el decir lo mismo sin nunca repetirse.

V: ¿Quiénes son tus poetas referentes?

RE: Entre los poetas cameruneses, admiro particularmente a Engelbert Mveng a quien dedico el poema titulado «Al padre Engelbert». A su lado viene el que considero como mi maestro, el catedrático y prolífico poeta Guy Merlin Nana Tadoun. Le dedico el poema «Conversación con tu silencio premonitorio» que, en realidad, es un verdadero diálogo entre mis versos y los del maestro. Invito la gente a leerlo, es uno de mis preferidos. Me enamoré asimismo de algunos textos del Ilustre Francis Bebey. Fuera de mi país he leído con mucho placer a Antonio Machado a quien hago un guiño en el poema «Palabras volantes». Senghor, Alberti, García Lorca, Beaudelaire y otros tantos que leí en francés y en español supieron dejar sus huellas en mi trayectoria como poeta y escritor.

Hambrientos Sonidos

V: ¿Qué es lo que te gusta leer en tus ratos libres?

RE: En mis ratos libres, leo la poesía, los relatos y el teatro. Alterno algunos clásicos con autores contemporáneo. Cualquier texto que tengo al alcance de la mano es un buen pretexto para emprender un viaje literario. Me gusta también leer los jóvenes poetas y escritores como yo.

V: ¿Qué dirías a los lectores para que se llevaran a casa Hambrientos sonidos. El grito del silencio?

RE: A los lectores les diría que estos curiosos sonidos del África Central solo esperan un oyente utópico. ¡A curiosear queridos lectores! De esta manera, podrán callar sus propios ruidos internos mientras disfrutan de estos versos cosidos con libertad, ritmo lento, tonalidad agridulce y metáfora africana; mientras viajan a través de la lengua española tal como la manejan desde Camerún, el país de Samuel Eto’o. Gracias.

———————————————————————————————————————————–

Para recibir cómodamente en tu casa el libro de Herman, no dudes en comprar «Hambrientos Sonidos» en la web de la Editorial viveLibro 

———————————————————————————————————————————–

———————————————————————————————————————————–

Para recibir cómodamente en tu casa el libro de Herman, no dudes en comprar «Hambrientos Sonidos» en la web de la Editorial viveLibro 

———————————————————————————————————————————–

 

Un comentario

  1. Abessolo rodrigue

    Oh muy amigo mío! Poquito a poco, el camino hacia los grandes poetas se abre y se forma. Las palabras de un poeta «torpe» parecen ser las de alguien que sabe bien lo que quiere, lo que busca y adónde se va. Enhorabuena por esta otra publicación que solo el título ya cree en mi una gran sensación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *