Los trámites legales necesarios para publicar un libro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

¿Quieres publicar y distribuir un libro como autor pero aún no sabes cómo cumplir con todos los trámites legales que ello implica? No te preocupes, sólo tienes que seguir una serie de pasos que te permitirán difundir la obra tanto en librerías como en otros establecimientos y plataformas culturales e intelectuales.

Realizar la publicación de un libro es un proceso que puede asustar o preocupar a muchos autores, en especial cuando se hace por primera vez. Para ello es necesario desarollar una investigación y tener la paciencia y perseverancia necesaria, ya que finalmente valdrá la pena ver tu libro impreso.

Si te animas a publicar una obra como autor es importante que conozcas los pasos para lograrlo, tanto los que tienen carácter obligatorio como los que aun cuando no son imprescindibles sí aportan importantes beneficios para el autor y el libro. Te contamos todos los pasos a continuación.

Registrar la propiedad intelectual.

El primer paso que debes dar es proteger tu libro. La Ley de Propiedad Intelectual (Sinde) considera que toda obra es propiedad de su autor desde el momento en que empieza a elaborarse; por tanto, a través de esta ley es posible proteger como se desarrolla una idea determinada.

El registro de la propiedad intelectual no es obligatorio pero sí es muy recomendable; además tiene un coste muy bajo que está en torno a los catorce euros. Para registrar tu obra debes acercarte al Registro Territorial u Oficina Provincial ubicada en la provincia donde vives. Allí te entregarán una hoja en la que deberás rellenar la información necesaria.

Después debes realizar el pago de las tasas y entregar el recibo, el formulario y un ejemplar de la obra. De esa forma, demuestras que la obra es tuya porque no existe un registro anterior sobre ella.

Una vez que has hecho el registro puedes enviar la obra para difundirla con total tranquilidad. Todos los derechos intelectuales obtenidos sobre tu libro tienen una validez que se extiende durante toda la vida del autor y sus herederos por un periodo de 70 años posteriores a su fallecimiento.

No sólo puedes hacer la solicitud de inscripción de tu obra en las oficinas del Registro Territorial o Provincial, sino que también tienes la posibilidad de realizar este registro por internet. Para ello necesitas disponer de una firma o certificado digital y acceder a https://sede.mcu.gob.es/SedeElectronica/index.jsp. Una vez en la web debes seguir los pasos que indica la página.

Otra alternativa para proteger la propiedad intelectual de tu obra es que la registres en un notario o hagas la publicación en Safe Creative.

Sacar el ISBN.

El ISBN se refiere a un registro internacional de obras, que proporciona un código numérico por medio del cual las librerías o las personas interesadas pueden tener acceso a la información del libro, como puede ser el nombre del autor, el precio, la editorial, el país, el número de páginas, la temática o el peso, entre otros datos.

Este proceso no es una forma de proteger la propiedad intelectual ni sustituye el registro anterior, solo genera el código de barras de 13 números que contiene la información de la obra. Este código se coloca sin el prefijo 978 y tampoco utiliza guiones o espacios; es decir, solo se utilizan los diez números restantes.

El ISBN se saca por cada modalidad del libro; es decir, si quieres crear una edición diferente como la de bolsillo, electrónica o de lujo cada una de ellas lleva un código de barras distinto.

¿Cómo solicitar el ISBN?

tramites legales

Si deseas obtener un código ¿Quieres publicar y distribuir un libro como autor pero aún no sabes cómo cumplir con todos los trámites legales que ello implica? No te preocupes, sólo tienes que seguir una serie de pasos para tu obra debes acudir a la Agencia del ISBN. Allí tendrás que rellenar un formulario y pagar el impuesto correspondiente a la solicitud. Luego tienes que rellenar un segundo formulario que es un poco más complejo, ya que te solicita el género y subgéneros del libro.

Para ello contarás con una lista de hasta 7 opciones en las que puedes encuadrar tu obra; por ejemplo, si se trata de un libro de drama su clasificación será drama y la letra que lo identificará será D; si es contemporánea su letra será la A. Esto quiere decir que el libro será DA y así hasta completar los siete campos.

El coste mínimo que tiene sacar un ISBN es de 45 euros. Este importe puede variar en función de una serie de opciones o en caso de que lo quieras de forma urgente. No obstante, existen algunas editoriales que ofrecen la obtención del código ISBN sin coste alguno.

La agencia ISBN pone a tu disposición un teléfono de atención para contactar con ellos en caso de dudas. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que contactar con la institución es un poco complicado, por lo que algunos autores prefieren contratar los servicios de una editorial que se encargue de este trámite.

La solicitud del ISBN no es un procedimiento de carácter obligatorio; incluso puede obtenerse el depósito legal sin necesidad de contar con dicho código; sin embargo, es importante si deseas que las librerías puedan acceder fácilmente a tu obra.

El Depósito Legal.

El Depósito Legal es un trámite de carácter obligatorio para casi todos los libros que se publican. Es un requisito creado en el año 1616, durante la Corona de Aragón; posteriormente, en 1619 también en la de Castilla.

El objetivo principal que tiene el Depósito Legal es conservar los libros y obras con el fin de que las futuras generaciones puedan conocerlas, estudiarlas, analizarlas o consultarlas como parte del patrimonio intelectual y cultural del país.

Este trámite garantiza la conservación de la obra, considerando que obliga a las imprentas y editoriales a enviar varios ejemplares de las obras publicadas a la Biblioteca Nacional y la Biblioteca de la comunidad. Estos se mantienen en buen estado para garantizar su recuperación en caso de que no queden ejemplares unos años después de su publicación.

La solicitud de este trámite se hace en la Oficina del Depósito Legal de la provincia donde se publicará la obra, no tiene coste alguno y la respuesta es inmediata. Para ello solo necesitas rellenar un formulario que puedes descargar desde la plataforma online de cada provincia.

Normalmente los autores suelen contratar una editorial que se encarga de hacer este trámite; sin embargo, algunas consideradas como editoriales bajo demanda no están obligadas a solicitar el Depósito Legal, excepto cuando se trata de obras de índole científico o de interés para la investigación como los ensayos.

En caso de que la publicación se realice como auto publicación la obligación del Depósito Legal es únicamente del autor de la obra.

Aun cuando dos de estos trámites no son totalmente obligatorios si quieres garantizar la conservación y buena divulgación de tu obra lo más recomendable es que realices todos los pasos anteriormente descritos. Por supuesto, si no tienes el tiempo necesario para llevar a cabo todos los procesos tienes la opción de contratar la editorial que prefieras.

En realidad el coste de estos procedimientos no es nada alto y si tienes la paciencia necesaria para rellenar los formularios y acudir a las oficinas correspondientes puedes realizar tus propios trámites y así lograr la publicación y divulgación deseada.

Recomendaciones previas a la publicación de un libro.

Antes de realizar los trámites necesarios para publicar tu obra es importante que la revises, la prepares y la organices de la mejor manera para presentarla a una empresa editorial o hacer el registro de propiedad intelectual, sacar el ISBN y el Depósito Legal.

En algunas ocasiones es recomendable hacer un manuscrito o una propuesta para poder aclarar y especificar todos los aspectos relacionados con la obra. Esto facilitará su proceso de clasificación en cuanto a género, subgéneros, entre otros elementos.

También es importante que lo lleves con una persona ajena para que lea lo que has escrito y te dé su opinión al respecto. Nunca está de más una primera impresión de alguien en quien confías. En caso de que te hagan críticas constructivas vuelve a revisar la obra y haz las correcciones necesarias para perfeccionar el texto.

Posteriormente, debes decidir si le pides ayuda a un agente literario o si te dirigirás directamente a una empresa editorial, que se encargará de hacer todos los trámites legales necesarios para conseguir una buena publicación y difusión de la obra, tanto en las bibliotecas del país como en diversas plataformas online. La idea es ponerla al alcance de todos.

Puede ser recomendable es que trabajes de la mano de un agente editorial, ya que ellos son una guía y una ayuda muy valiosa durante todos los procesos que debes realizar; además ellos son los que tienen más experiencia y conocimiento sobre las mejores editoriales a las que puedes enviar la propuesta según el tema y tipo de obra que has redactado.

Una vez que consigues la respectiva publicación ya tienes un gran camino recorrido. Ahora sólo debes dedicarte a publicitarlo por medio de las diversas redes sociales. Si quieres puedes contratar un experto en publicidad o en marketing para que te ayude en esta fase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *