Cómo encontrar distribuidora para un libro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Sin valoraciones

Cargando…

La mayoría de los escritores cree que el proceso de creación y distribución de un libro acaba en el momento en el que lo ha subido a una plataforma de autopublicación. Sin embargo, el proceso es bastante más largo, y requiere de una búsqueda exhaustiva tanto de editorial (en el caso de que se quiera recurrir a una), imprenta o distribuidora, entre otros, para que el servicio tenga la calidad adecuada y se adapte a las necesidades del autor y de su proyecto editorial.

El problema radica en la falta de información al respecto de las distribuidoras editoriales, por lo que en muchos casos es la parte que falla en el proceso total, lo que puede significar que tu libro no llegue a tiempo a una librería, y por tanto tampoco lo haga a un cliente. Sin duda es una de las partes fundamentales y quizás la que más rompedero de cabeza y más difíciles puede ser.

En muchos casos, oír hablar de una distribuidora es como oír hablar en chino (si no sabes chino, claramente), por lo que en este artículo vamos a darte las claves para que sepas qué es una distribuidora editorial y cómo elegir la correcta para que tu libro no se quede en el camino.

¿Qué es una distribuidora editorial?

Si has escrito un libro y estás pensando en distribuirlo a través de una librería, lo mejor es comenzar a informarte. Para ello, en primer lugar, debes saber qué significa.

Las distribuidoras de libros son aquellas intermediarias entre los editores de libros y las librerías. Tener un buen distribuidor te facilitará el trabajo y cumplirá correctamente con su misión principal, que es la de cumplir los pedidos de los libros para que no haya problemas a la hora de entregarlo al cliente.

En el caso de que estés pensando en iniciar una librería, este también es un paso fundamental, pues al ser el intermediario, será quien te ofrecerá el catálogo de pedidos de libros, gestionará las devoluciones y te enviará tus pedidos. Por tanto, será quien hará que tu librería tenga éxito.

Es importante que a la hora de elegir la distribuidora que se va a encargar de este proceso, tengas en cuenta el nivel al que trabaja, ya que puede ser a nivel nacional, internacional o local, y por tanto las tiradas necesarias no serán las mismas.

Consejos para elegir una distribuidora

Como ya hemos dicho anteriormente, elegir un distribuidor que se adapte perfectamente a tu proyecto y a tus necesidades, tanto como autor como librería, es esencial para que tu libro o tus libros tengan el éxito que buscas. Sin duda, si la distribución es adecuada, todo lo demás irá rodado. Para que hagas la elección correcta, te damos unos consejos para que no te quede ninguna duda.

– Si eres un autor independiente

Si además de autopublicar tu obra en alguna plataforma de autoedición y autopublicación quieres llevar tu libro más allá, y venderlo a través de una librería, deberás tener en cuenta varias cosas.

Lo primero que deberás hacer será hacer una búsqueda exhaustiva, ahora que ya conoces qué función desempeña una distribuidora. Es importante que busques aquellas que más se ajusten al tipo de libro que has escrito. Para ello, averigua qué empresas de distribución editorial trabajan con el género de tu manuscrito o con títulos similares al tuyo. Esta es la forma más eficaz de acertar con la contratación de una distribuidora. Entra en las páginas webs de cada una de ellas y hazte una lista con las características más destacables.

Es importante que compares todas las que estén a tu alcance, pero lo hagas conociendo todas las características y servicios que te ofrecen, porque muchas veces, debido a que se trata de algo que vas a contratar por tu cuenta sin el apoyo de editoriales, encontrarás algunos timos. Si te ofrecen el cielo (que tu libro aparezca en La Casa del Libro, por ejemplo) por un precio muy bajo, quizás debas replantearte que no se trata de una empresa fiable. Ten en cuenta también qué porcentaje de tus ventas son para la distribuidora. Todos los detalles cuentan, y mucho.

También tendrás que tener muy presente a qué nivel quieres distribuir tu obra, pero deberás ser muy honesto contigo mismo para no meter la pata en este paso. Puedes distribuir tu libro a nivel regional, nacional o internacional, pero lo mejor es que comiences al nivel más adecuado para tu proyecto, para que no suponga una pérdida de dinero y de tiempo. Es mejor que tengas los pies en la tierra. Todo el mundo quiere ver su libro expuesto en las librerías más grandes, pero no siempre es factible (de hecho, suele ser bastante imposible en la mayoría de los casos), por lo que lo mejor es que te adaptes en cada momento, y vayas contratando aquello que más se adapte a ti.

Una vez tengas todos estos detalles bien estudiados y hayas elegido una (o varias) distribuidora, es el momento de ponerte en contacto y presentar tu proyecto. Lo mejor es que redactes un breve email en el que especifiques tu propuesta y tus argumentos de venta.

Es importante que captes su atención, ya que los distribuidores son gente ocupada y si no les parece algo razonable rechazarán tu propuesta. Por eso, es recomendable que incluyas en dicho email la portada de tu libro. Es muy importante que sea visualmente atractiva, ni se te ocurra mandar una portada hecho en Word o descartarán tu libro en el primer momento.

En cualquier caso, además de la portada puedes ofrecerles el envío de algún ejemplar para que puedan ver cómo es tu libro y de qué va el proyecto. Así sabrán (y sabrás) si se adapta a los servicios de distribución y si sigue la línea de su empresa.

– Si acabas de montar tu propia librería

En primer lugar, deberás obtener una licencia comercial y un número de identificación fiscal para poder comprar al por mayor a tus distribuidores. Una vez lo tengas, deberás averiguar qué tipo de libros suelen distribuir cada una de ellas, y, por tanto, si quieres especializarte deberás contratar la que más se ajuste al género que estás buscando, o al tipo de libros (tapas duras o de bolsillo, por ejemplo) que quieres comercializar. Puedes hacerlo entrando en el directorio de las distribuidoras para ver el catálogo de libros que distribuye, de modo que puedas ver si los títulos se ajustan a lo que estás buscando.

En caso de que tu librería sea más general, puedes contratar distribuidoras más grandes, o contratar varias especializadas en distintos géneros, autores o tipos de libros, además del nivel de distribución que realizan (regional, nacional, internacional…). Sin duda, es importante que te informes de que, además de tener los libros que quieres, sus métodos de pedidos y políticas se ajustan a lo que tú necesitas. Puedes consultar su web e informarte de todo ahí, llamar o enviar un correo para que te den todos los detalles que necesites. Además, muchas de las grandes distribuidoras te ofrecen descuentos por vender según qué tipo de libros, como los libros educativos para los colegios o institutos, así que podrás tener más ventajas que si lo haces con una distribuidora de menor dimensión.

También puedes acceder a un directorio general de distribuidoras y filtrar las búsquedas para que se ajusten lo máximo a tus necesidades como librería, además de que de esta manera podrás comparar precios y servicios.

¿Qué cantidad necesito?

La mejor forma de que tu libro llegue a distintas librerías de todo el país es realizando una tirada inicial de 300 ejemplares, para que la distribuidora puede colocarlos en distintos puntos de venta a nivel nacional. Si esto te parece demasiado, comienza por 100 o 150 que distribuyas tú mismo por las librerías de tu barrio, tu ciudad o semejantes, de forma que veas cómo está funcionando. Si tienes una lista de contactos interesados en tu libro, será pan comido distribuir esa cantidad. Sin embargo, por lo general, este es un proceso bastante lento y costoso, pero no te desesperes: los beneficios suelen empezar a verse a partir del año, así que date tiempo. Lo bueno de la autodistribución al comienzo de la venta, es que los beneficios son para ti al 100%, así que no tendrás que preocuparte por los números. Aún así, lo mejor es que cuentes con la opinión y la ayuda de profesionales, para que esto no se convierta en una pesadilla.

Autopublica con Vive Libro

En ViveLibro Editorial te hacemos fácil lo difícil a la hora de autopublicar tu libro. Y ponemos a tu disposición todos los servicios necesarios para poder editar tu libro con una alta calidad y sin costes innecesarios, además de acompañarte durante todo el proceso de creación de tu libro y pasos posteriores.

Existen diferentes paquetes de servicios que se ajustan a ti y a tu obra, totalmente personalizados, a los que podrás añadir servicios extra según lo desees.

Nuestro equipo de profesionales se encargará de que tus sueños editoriales se hagan realidad. Con ViveLibro recibirás un servicio editorial integral de una forma que jamás te hubieras imaginado para poder, finalmente, publicar tu libro. Descubre qué paquetes editoriales te podemos ofrecer aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *