Qué debe tener la página de créditos de un libro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Sin valoraciones

Cargando…

En muchas ocasiones, los autores pasan por alto las páginas anteriores al comienzo de su obra, del mismo modo que lo hacen los lectores, como es el caso de la página de créditos. Sin embargo, es un requisito esencial que se compone de la información principal de el autor o autores, la edición, la producción y por consiguiente, la publicación de un libro. Además, es en este apartado en el que se deberán incluir aquellos datos que identifiquen la obra, tanto si es impresa como si es en formato electrónico.

A pesar de que todos los libros incluyan esta página, no hay una forma consensuada de mostrar los datos, lo que puede llevar a confusiones y dudas en aquellos autores que autopubliquen su manuscrito. En cualquier caso, se trata de un trámite que en España es obligatorio para entregar los libros en el depósito legal, pero además es muy recomendable ya que ofrece más información al lector respecto al libro. Esta información se refiere a los datos de copyright, el ISBN, Depósito legal y reserva de derechos, entre otros.

Esta página se sitúa generalmente en página par, especialmente en la primera antes de llegar al prólogo, las dedicatorias y el índice, en caso de que hubiera. Puedes fijarte en las páginas de créditos de algunos libros que tengas en casa para tener una idea de la estructura y el contenido, además de la situación. Todos los datos que aparecen en este apartado no exigen un formato trabajado o mucho diseño, pero sí que es necesario que el texto sea claro y legible para que la información.

¿Qué información debe contener la página de créditos?

Como ya te hemos avanzado, cuáles son los datos a incluir en la página de créditos suele ser una de las dudas más comunes entre los autores, más aún si has decidido autopublicar un libro.

Por eso, vamos a explicar qué información deberás incluir en este apartado.

Copyright

El copyright es el término anglosajón para designar los derechos de autor (o derechos patrimoniales), es decir, lo que regula la propiedad intelectual de una obra y el derecho de autor. Para establecer los derechos de copyright se utiliza el símbolo © seguido del nombre del autor, por lo que esa persona o entidad (en el caso de que el proceso de publicación se lleve a cabo por una editorial) será la que posea los derechos patrimoniales y económicos exclusivos. Además, debe estar precedido o seguido del año de publicación de la obra.

En los libros que han sido traducidos, también encontraremos el copyright correspondiente del traductor, escrito primero el nombre y precedido la frase “por la traducción”. De la misma manera, los autores que incluyan un prólogo en su obra, anotaciones, ilustraciones, fotografías, etc. también deberán incluir los derechos de los autores. Es decir, cualquier otro profesional que haya aportado su trabajo para el contenido de tu libro deberá estar reflejado en este apartado.

ISBN

El ISBN, de las siglas en inglés International Standard Book Number, es el código numérico de 13 cifras cuyo uso tiene que ver con la necesidad de realizar un registro de los libros, aunque se trata de un número usado para todos los productos que tengan un fin comercial. En el caso de los libros, esto ayuda a identificar cada uno de ellos en librerías o bibliotecas y evitar pedidos erróneos. Mediante el código de barras se facilita su escaneo, aunque en la página de créditos  sólo deberán ser proporcionadas las 13 cifras del ISBN.

Como hablamos en nuestro post sobre qué es y para qué sirve un ISBN , la obtención de este número no es obligatoria, pero al tener fines estadísticos y comerciales es recomendable adquirirlo, además de que supone un requisito para realizar el Depósito legal. En caso de que no vayas a publicar un libro, sino una publicación periódica, deberás usar el ISSN, mientras que las publicaciones oficiales del Estado llevan el NIPO, entre otras.

Depósito legal

El depósito legal es la obligación de depositar ejemplares en una o más bibliotecas (instituciones de carácter público), de aquellas obras que estén editadas en un país. El objetivo, por tanto, es la recopilación de patrimonio de un país, tanto cultural como intelectual, para el uso de los ciudadanos. De esto modo, se garantiza la conservación de toda la producción editorial, como un bien democrático que facilita el acceso al legado intelectual del país con fines informativos o investigativos, tanto en el presente como en el futuro.

No sólo es una norma que se aplique a obras impresas, sino que también es obligatoria para las digitales, excepto en aquellos libros de impresión bajo demanda. En cualquier caso, en 2015 se aprobó el Real Decreto que regula el depósito legal de las publicaciones en línea, considerando como objeto de depósito legal también los sitios web (aunque es algo bastante poco probable y poco usado) y las publicaciones en línea.

Este concepto deberá ser incluido por tanto en la misma página que el ISBN, generalmente bajo ella, con el número seriado correspondiente.

Aviso legal o reserva de derechos

El aviso legal o reserva de derechos se corresponde con un párrafo en el que se avisa de que reproducir la obra, parcial o totalmente, puede suponer un delito contra la propiedad intelectual. En el caso de que se especifique “reservados todos los derechos”, significará que no está permitida la reproducción total o parcial ni la incorporación a un sistema informático y  retransmisión sin autorización previa.

Pie editorial

El pie editorial se corresponde con los datos de la editorial (en caso de contar con una). En este apartado se incluyen tanto el nombre de la editorial, como el domicilio social, página web y dirección de correo electrónica, en ocasiones también un teléfono de contacto.

Pie de imprenta

En el pie de imprenta, por tanto, se incluirán los datos correspondientes de la imprenta en caso de vender el libro en formato físico, del mismo modo que se hace con el pie editorial. En este caso debe incluirse también el lugar en el que se ha realizado la impresión (en nuestro caso será España).

Título y editor original

Este apartado se debe incluir en caso de que la obra haya sido traducida, por lo que deberá aparecer el título original del libro (en el idioma original en el que se haya escrito) y en ciertos casos también el editor. Por lo general, las editoriales que coeditan obras suelen estar obligadas a incluir esta información en el libro traducido.

Ediciones y reimpresiones

Este apartado no es obligatorio y suele ser utilizado principalmente por las editoriales cuando se realizan varias ediciones o reimpresiones de un libro, porque significa que la obra ha tenido éxito. Si lo quieres incluir, lo mejor es que pongas la fecha de la primera y la última.

Colaboradores

En este apartado se incluyen  todos aquellos autores que han colaborado con la edición y publicación de la obra, pero que no tienen derechos patrimoniales sobre ella, como pueden ser en algunos casos los coordinadores, maquetadores, correctores, etc…

Staff

Este apartado se incluye únicamente en aquellas publicaciones periódicas en las que se deben mencionar a todos aquellos directores, coordinadores o comité editorial, entre otros.

Mención a instituciones, entidades y/o empresas

Aquellas obras y publicaciones que están subvencionadas o patrocinadas por alguna institución colaboradora o similar, deben incluirse en este apartado incluido en la página de créditos. En los casos en los que se realiza el libro gracias a un proceso de crowdfunding se puede escribir bien una página entero o una línea, incluso el logotipo de la institución que ha patrocinado.

Información gráfica

En aquellos libros ilustrados o que hablen de diseño gráfico también se suelen incluir información sobre la tipografía utilizada, aunque no es lo más habitual.

Catalogación

La catalogación se incluye en este apartado ya que resulta de gran relevancia en aquellas obras de carácter científico, académico o que son importantes en lo que se refiere a consulta, puesto que es la forma en la que se establece la catalogación en las bases de datos.

Con estos trece puntos tendremos toda la información a incluir dentro de la página de créditos.

Publica con Vive Libro

Si a pesar de este post te quedan dudas, no dudes en contactar con Vive Libro. Cumplir tu sueño de autopublicar tu obra no tiene por qué ser un proceso complicado si tienes a los mejores profesionales, que estarán a tu lado en todo momento. Además, tú eliges los paquetes editoriales que quieras: maquetación, distribución, correcciones, lanzamiento, promoción o diseño, entre otros. Además, podrás incluir los servicios que desees durante el proceso de autopublicación en caso de que lo veas necesario.

En Vive Libro cuidamos de ti y de tu libro, cuidando cada parte del proceso y asesorándote para que te sientas cómodo a la hora de tomar decisiones. Puedes informarte de todo aquí, para que no te quede ninguna duda.

¡Autopublica con Vive Libro y haz tu sueño realidad!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *