Xavi Iglesias: “Espresso para ti’ invita a transformar la rabia y el enfado en pasión y amor”

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

La incapacidad de abandonar nuestra zona de confort o la incapacidad de sentarnos, en nuestro día a día y analizar qué es lo que no nos gusta, qué es lo que queremos cambiar o qué es lo que podemos hacer para finalmente alcanzar esa felicidad de la que tanto nos hablan y que por mucho que lo intentemos no conseguimos alcanzarla es lo que Xavi Iglesias nos invita a reflexionar en su nuevo libro Espresso para ti (viveLibro 2019), una guía o un manual de procedimientos, como él mismo nos indica, en la que además de herramientas más técnicas, a través de anécdotas los lectores puedan transformar todas aquellas cosas que “amargan” su día a día en pasión y amor.

A través de la entrevista que os dejamos a continuación, el propio Xavi nos describe algunos detalles no solo sobre lo que podemos encontrar en el libro sino también sobre todo el proceso de escritura del mismo.

espresso-para-ti-xavi-iglesias

viveLibro (V): Xavi, ¿cómo surge tu interés por la escritura y cuándo decides dar el paso de publicar tu propio libro?

Xavi Iglesias (XI): Desde que empecé en este mundo fui avanzando muy rápido en mis trabajos. Primero Lloret de Mar con 18 añitos, después Inglaterra con 19, y al mes ya estaba de maître, todo lo iba haciendo sin pensar, sin mirar atrás.

Al regresar a casa, comenzó la experiencia educativa en el colegio de Barcelona, y a los 6 meses me saqué las oposiciones. Entonces, al mirar atrás y analizar por qué se habían sucedido así esas oportunidades, tan rápidas, cargos de responsabilidad a una edad que no correspondía -y además resultados de satisfacción de cliente muy altos- fue cuando me di cuenta de que usaba varios recursos. Por ejemplo, la constancia, con eso conseguía que todo el grupo fuera constante -por aquello de las neuronas espejo- o mis altos niveles de positividad.

Siempre me obsesionó la idea de poner mi granito de arena en el oficio que siempre he amado y me dije: “No estoy llegando a suficiente gente como para cambiar la hostelería. Pues vale, voy a más sitios, doy cursos gratuitos a otros profesores; voy a formar a colectivos en inserción social…”.

A los 35 me dije: “Sigo sin llegar, me dejo la piel, pero al final llego a 40 personas y somos medio millón trabajando en este oficio”. Entonces pensé: “Escribiré un libro, pero me falta la parte técnica de la escritura”. Quería estudiar periodismo, hasta que una de las profesoras me habló y me hizo ver que no me compensaba. Cambié de estrategia y decidí solo marcarme el objetivo, pero sin saber cómo lo iba a conseguir. Después de un año haciendo cursos con Luis Treviño, me crucé con Fer que tenía esa otra parte de redacción que a mí me faltaba.

V: ¿Cómo surge la idea de Espresso para ti?

XI: Por las ganas de volcar toda mi experiencia en un libro para, como decía antes, poder llegar a más gente de una forma más rápida. De hecho, me estoy planteando hacer también un audiolibro. Hay tanta gente trabajando en este oficio que incluso veo tema para escribir una película.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en Espresso para ti?

XI: Por el título puede parecer que habla expresamente de café, pero no va solo de eso. Es verdad que es un manual de procedimientos, como cualquier libro académico, pero tiene un enfoque completamente diferente, tiene partes que parecen más de libro de auto ayuda que de herramientas técnicas. Además, está escrito de forma amena y divertida, y plagado de las anécdotas de toda mi carrera, que ayudan a entrelazar todos los capítulos y a aligerar la lectura. En definitiva, tiene solo tres capítulos técnicos, y uno de protocolo. Los otros trece capítulos son para elevar el servicio de atención al cliente invitando a un cambio en los lectores, a transformar la rabia y el enfado en PASIÓN y en AMOR.

V: En Espresso para ti quieres ayudar a los lectores a encontrar ese punto de felicidad que es posible que nos falte en nuestra vida, ¿por qué a las personas nos cuesta tanto dar ese paso para cambiar nuestra vida y conseguir alcanzar de verdad la felicidad?

XI: Porque nos cuesta abandonar la zona de confort. Vivimos condicionados por la programación inconsciente de sentirnos seguros. Otra de mis opiniones es porque, sobre todo en las ciudades, recibimos bombardeos lumínicos, acústicos, televisivos, llenos de mensajes negativos, a diario y no somos capaces de dedicarnos a nosotros mismos: meditar, mirar el cielo, hacer introspección, reflexionar 5 de los 1440 minutos que tiene el día. Esto es algo que deberíamos hacer sí o sí, no valen las excusas.

V: ¿Cómo decides dedicarte al mundo del coaching?

XI: El término coaching se ha puesto de moda ha dado un salto desde lo que hacían los entrenadores deportivos con sus brigadas, que era básicamente motivarlos. Yo llevo haciendo lo mismo desde que empecé a dar clases. Lo he hecho siempre, incluso en mi época de estudiante en Gerona, mientras estudiaba yo ayudaba a mis compañeros. Solo que no le había puesto nombre a lo que hacía. Después de interactuar con gente que hace Coaching de vida y Coaching laboral, lo que he hecho es ordenarlo todo, reflejarlo en un libro, en un servicio de consultoría y en un curso; transformándolo en un método, que se llama S.E.N.T.I.R.

V: ¿Cómo surge la idea de plantear este estilo de enseñanza?

XI: Porque está comprobado que nos aburrimos frente a un power point, en cambio, si lo llenamos todo de historias divertidas, nos movemos jugando, nos lo pasamos bien y nos divertimos, los conocimientos pasan a nuestro inconsciente y los incorporamos mucho más fácil. Observando a mis dos hijos me acabó de cerrar el método, ya que a los niños no les enseñamos nada, ellos aprenden a través de la imitación; les enseñamos siendo unos adultos dignos de imitar. Nada es técnico con un niño, todo se aprende a través del hacer.

V: En todo el proceso de escritura del libro, ¿qué es lo que más te ha costado a la hora de escribirlo?, ¿y lo más fácil?

XI: Lo que más costó fue encontrar tiempo para escribirlo, combinarlo con la crianza de dos bebés, que demandan tanta atención y energía, fue un desafío, pero lo logramos.

No hubo nada fácil. Tuvimos que aprender tanto sobre técnicas de escritura como de asesoramiento editorial, pasando por el diseño de la tapa, la corrección gramatical y el marketing de distribución. Escribir un libro no es sólo escribirlo, hay todo un mundo detrás que descubrimos mientras lo escribíamos. Ha sido un gran aprendizaje. Eso acerca de lo técnico. La otra parte, que costó lo suyo, fue que Fer realmente entendiera mis pensamientos y lo que yo sentía de corazón. Lo más fácil fue dejarme fluir con las anécdotas, y plasmar el método porque es algo que yo he llevado siempre dentro de mí.

V: ¿Por qué elegiste este título para tu libro?

XI: Porque funciona genial para expresar de forma gráfica los dos géneros en los que se puede colocar esta obra: la hostelería y la autoayuda. La verdad es que podría haber escrito tres capítulos de cócteles o de vinos, pero el café es a lo que más me he dedicado los últimos diez años. Entonces el juego de palabras era perfecto, el doble sentido CAFÉ y porque está hecho EXPRESAMENTE para cada lector, que le sirva a nivel crecimiento laboral y personal.

V: ¿Cómo surge la idea de esta portada para Espresso para ti?

XI: Por otro producto que tengo en mi web, un curso de inglés para camareros, que está planteado de forma divertida, con viñetas estilo humorístico, muy chulas. Y para que se vea que, de alguna manera, no hay que tomarse el trabajo y la vida tan en serio, como digo en una parte del libro: “si no te estás divirtiendo con esta conexión, no la estás teniendo”.

Después de pasar por muchos cambios acabé pidiéndole a mi amigo Carlos que me ayudara a materializarlo. En principio no quería poner mi propia imagen, tenía varios bocetos. Pensé: “¿Y si me pongo en forma de caricatura? ¡Que se note que me río de mí mismo!”, algo que aprendí a hacer en la época de Inglaterra.

V: ¿Qué le dirías a los lectores para que se llevaran Espresso para ti a casa?

XI: Que no es un libro que explica mi biografía, sino que es una obra que pretende aportar, regalar, compartir las vivencias que me han ayudado a mí a ser positivo. Y no solo eso, sino que para acabar de completarlo y que realmente fuera un manual de desarrollo personal, nos hemos ayudado de decenas de artículos, de otros nueve libros, de varios vídeos de YouTube, y de apuntarnos a varios cursos, para realmente redondear el libro (la mayoría de ellos con Luis Treviño).

En definitiva, les diría que, antes de juzgar nada, que me den el beneficio de la duda y que se lean el libro. Que hay otra forma de ver las cosas, que se puede trabajar mejor y hacerlo contentos, usando la propia faena para desarrollarnos como personas, mientras hacemos felices a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *