Cómo diseñar una atractiva cubierta para tu libro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Elegir una buena cubierta para tu próximo libro puede ser un trabajo tan arduo como escribir el libro en sí. Tanto la portada como la cubierta de la parte trasera donde los lectores podrán encontrar la sinopsis y una pequeña biografía de cada autor es, por decirlo de alguna manera, la carta de presentación de tu obra y es lo primero que verán ellos  cuando se encuentren con tu libro en el escaparate o en la estantería de su librería favorita.

Para ayudarte en todo el proceso de la elección y también para aclararte algunos puntos que debes tener en cuenta a la hora del diseño y la creación de la cubierta de tu libro, en este post  todo lo necesario para que nada se te escape.

Normalmente, cuando hablamos de la cubierta de un libro nos centramos únicamente en la parte delantera, es decir, en la portada. Sin embargo es importante saber que cuando hablamos de cubierta hablamos de toda la parte exterior que recubre las páginas del libro incluyendo la parte trasera, las solapas e incluso si queremos incluir también una faja, siempre y cuando aporte información valiosa.

Según los expertos un lector dedica menos de 60 segundos en analizar la cubierta de un libro que ve en cualquier librería para decidir si se lo lleva a casa o no. Por tanto, de entre todos los elementos que se encuentran en ella tendrás que elegir muy bien todo lo que quieres incluir para captar la atención de tu público.

La portada del libro

Se trata de la primera impresión que se encuentran los lectores cuando ven un libro en cualquier librería física u online y todos los elementos que en ella se encuentran son determinantes en la elección de que se lleven o no tu libro a casa. Dentro de los elementos de la portada encontramos la imagen principal que protagoniza tu libro, el título, el nombre del autor o seudónimo y el logotipo o el nombre de la editorial.

En cuanto a la portada, dentro de todo el proceso de edición del libro puedes elegir entre una imagen o fotografía, una ilustración o un dibujo. A la hora de elegir una de estas opciones lo primordial es respetar los derechos de autor, es decir, si esa fotografía, ilustración o dibujo lo has hecho tú será fantástico pero si es una obra que te gusta mucho pero ha sido realizada por otra persona deberás ponerte en contacto de alguna manera con el autor, pedir su autorización o pagar por su derecho de uso y así poderla utilizar para la cubierta de tu libro.

A la hora de elegir qué imagen será la protagonista de tu portada también es necesario elegir no solo una imagen o ilustración o dibujo que se adecúe a tus gustos sino que vaya en relación con la trama o tramas de tu libro, alguno de los personajes o algunos de los escenarios que aparezcan en él. Tu portada debe despertar el interés por tus futuros lectores y si, junto al libro, les acerca de manera sutil a lo que van a encontrar dentro del libro, mucho mejor.

Una vez resuelta esta elección también tienes que tener en cuenta temas de legibilidad. A la hora de crear tu portada, como hemos comentado, en ella se incluye el título del libro, tu nombre o seudónimo y el logotipo de la editorial (si procede). Elige muy bien tanto la tipografía y su legibilidad como el color de la misma para que no solo concuerde con los colores de la imagen de la portada sino que también se lea correctamente.

Como recomendación, el mejor consejo que podemos darte es que siempre recurras a un profesional de diseño con experiencia para que pueda hacer una composición perfecta con todos los elementos de la portada para que consiga su objetivo a la perfección, conseguir llamar la atención de los lectores.

La contraportada de un libro

La contraportada de tu libro, es la parte trasera de la cubierta, lo que comúnmente se denomina trasera y donde se incluye habitualmente la sinopsis del libro, la biografía del autor y una pequeña reseña de la editorial, aunque estas dos últimas partes pueden distribuirse en otras partes, como comentaremos más adelante.

En cuanto a la contraportada o trasera, puedes considerar o bien incluir también una imagen que concuerde con la portada o incluso una imagen o ilustración que cubra ambas caras (portada y contraportada) o elegir un color neutro en relación a los colores de la portada donde simplemente se sobreescriba el texto de la sinopsis y el resto de información.

Al igual que con la portada si decides elegir una fotografía, ilustración o dibujo para ilustra la contraportada de tu libro tendrás que tener en cuenta los derechos de uso. La sinopsis es ese pequeño resumen que conseguirá captar la atención a tus lectores para que quiera seguir leyendo y con lo que gracias a todo el conjunto decida si quiere llevarse el libro a casa o no. Su creación tiene que ser una parte más, como si escribieras un capítulo más de tu novela, pero siempre en forma resumida, captando la esencia de todo el libro, que consiga hacer que el lector quiera más pero sin desvelar nada. Un trabajo que en ocasiones puede resultar algo complicado.

El lomo de un libro

El lomo de un libro es esa parte donde va encuadernado el libro y cuya parte exterior se cubre para que esté en armonía con el resto de la cubierta. Si en toda la cubierta del libro decides utilizar una fotografía, una ilustración o un dibujo que abarque toda la cubierta, esa imagen deberá pasar también por el lomo ya que el lomo es la parte que sirve de unión entre portada y contraportada.

Habitualmente en el lomo se incluye de nuevo pero en un tamaño de letra más pequeño, u con la misma tipografía el título del libro y el nombre del autor junto con el logotipo de la editorial. De tal forma que a la hora de colocarlo en la estantería de casa cuando ya lo hemos comprado o cuando lo encontremos en la estantería de una librería podamos saber dónde localizarlo fácilmente.

Al tratarse de una parte con espacio más limitado normalmente no se suele incluir mayor texto pero siempre podemos dejar volar nuestra imaginación para crear un lomo muy original y que sea otro punto más a favor para que los lectores compren el libro.

Las solapas de un libro

portada de un libro VivelibroHabitualmente las solapas de los libros es ese pequeño trozo de papel que se incluyen entre la cubierta delantera y la primera página del libro y entre la cubierta trasera y la última página de nuestro libro. En ese pequeño espacio de papel en vertical podemos completar información acerca de nuestro libro. Como comentábamos anteriormente las solapas pueden ser un complemento de la contraportada de nuestro libro para no saturarla de texto. En las solapas puedes incluir bien tu biografía de autor o bien puede ser un espacio utilizado por la editorial para incluir otros títulos de otros autores relacionados con la temática de tu libro.

En esta parte de la cubierta, si se trata de tu biografía, solo debes encargarte de redactar tu vida como escritor de una manera muy concisa pero que también resalte toda tu trayectoria como escritor o bien, si se trata de tu primer libro, por qué decidiste dar el paso de publicar un libro. Por último, si decides incluir tu biografía es conveniente que elijas una fotografía tuya en la que salgas favorecido y con la que los lectores puedan identificarte.

 

La faja de un libro

Esta es una parte de la cubierta que no siempre está presente en todos los libros que podrás encontrar en cualquier librería. Este añadido que va sujeto entre la portada y la contraportada añade información relevante para el lector como por ejemplo si se trata de una nueva edición o reedición del libro, alguna reseña de un escritor referente dentro del mundo editorial, una crítica de un experto en literatura o de un periodista de una cabecera de renombre. Esta parte de la cubierta no suele ser habitual y solo es fundamental si aporta información relevante para el lector, si no es muy prescindible porque entorpece la percepción de la cubierta en general por parte de los lectores.

Portada para eBooks

Hasta el momento hemos hablado de todas las partes que componen una cubierta y de todo lo que engloba en el caso de un libro físico. ¿Pero qué ocurre en un eBook?, ¿tienen las cubiertas de un ebook tantas partes? Al tratarse de un libro en formato digital podemos prescindir tanto del lomo como de las solapas y todo lo que se incluye en estas partes añadirlo como páginas adicionales al final de nuestro libro digital.

Sin embargo, si es muy importante tener especial cuidado al elegir la portada ya que también será la imagen de representación en cualquier librería digital y con lo que los lectores se quedarán para considerar comprarlo o no. En cuanto a la imagen o ilustración elegido hay que tener en cuenta prácticamente los mismos criterios que para la portada física. Debemos elegir una imagen en alta resolución que no se pixele y que se vea con gran calidad. En cuanto a la legibilidad del título y la tipografía elegida hay que seguir los mismos criterios de selección.

¿Estás pensando publicar un libro y necesitas alguien que te ayude en el proceso?

Si estás pensando en publicar tu libro y tienes dudas en la creación y edición de la cubierta puedes dejarlo en nuestras manos. Confía en nuestro equipo de editores y de diseñadores para crear la cubierta perfecta para tu libro.
Para más información nos puedes contactar aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *