Cómo escribir un ensayo: recursos y características

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Cómo escribir un ensayo y sobre todo cómo elegir los recursos más adecuados y dotar a tu nueva obra de las características adecuadas para que se trate de un ensayo completo es algo primordial para muchos autores a la hora de comenzar a escribir su libro. El ensayo es uno de los géneros más recurrentes para los escritores, bien porque es la mejor forma de desarrollar un proyecto de investigación o bien porque es la forma más directa de dar a conocer a tus lectores y al público tanto en el ámbito docente como en el ámbito literario, un tema que dominas.

Un escritor nace pero también se hace, y todo escritor que se precie debe demostrar soltura a la hora de escribir cualquier género literario, incluido un ensayo. Sabemos que cada persona tiene su especialidad y dónde unos son unos excelentes poetas, otros son unos increíbles novelistas. Lo ideal es que si te dedicas a la literatura, tengas la habilidad de manejarte con soltura dentro de todos los ámbitos de la escritura ya que, es la mejor forma de demostrar al mundo que eres un escritor profesional y que merece la pena leer tus obras y artículos. Por eso te aconsejamos que no cierres ninguna puerta profesional y te formes en todos los terrenos en los que se mueven los escritores.

En esta entrada vamos a enseñarte cuáles son las características imprescindibles que debe presentar la estructura de un ensayo y te proporcionaremos también algunos recursos y consejos para convertirte en un escritor experto dentro de este género. Pero recuerda que como en todos los géneros literarios, para aprender en profundidad debes leer constantemente a referentes y escribir para corregir tus fallos y conseguir soltura y habilidad.

escribir-ensayo-recursos-caracteristicas

La clave de un buen ensayo

Un ensayo es popularmente conocido como un texto académico, pero es más correcto clasificarlo como un género literario comprendido dentro del género didáctico. Debes tener claro que un ensayo es indiscutiblemente un género literario, y como tal tiene unas características y estructura que lo identifican y diferencian.

Elaborar un ensayo es materia imprescindible dentro de la educación obligatoria en algunos países como Estados Unidos y se trata de un género que está a la orden del día. Escribiendo ensayos se pueden mejorar las habilidades de escritura, aprender a razonar y presentar argumentos y opiniones sustentadas que plasmen nuestro punto de vista. La mayoría de los ensayos  se presentan escritos en prosa. Según el objetivo y la importancia que vaya a dar el autor al tema,  pueden ser breves artículos o sin embargo elaborado como una extensa obra literaria. La variedad temática que se puede abarcar el ensayo es infinita, es recomendable escribir sobre ideas que preocupen a la sociedad para adquirir al mayor número posible de lectores.

La subjetividad es la característica principal de cualquier ensayo

Para redactar un ensayo el autor debe plasmar sobre el papel un pensamiento u opinión personal que desea compartir con sus lectores a través de argumentos propios, pero siempre deben estar razonados. No es un texto informativo, sino subjetivo, lleno de opiniones y puntos de vista que dejen clara  cuál es la posición del autor ante el tema que se está tratando. Recuerda que un ensayo es un texto de opinión, no ser precisos con la posición del autor sobre el tema es un error grave. El lector no tiene que hacer el esfuerzo de descifrar cuál es tu postura. Tampoco puedes escribir argumentos con diferentes puntos de vista sobre el tema por miedo a que un lector no se sienta identificado y abandone la lectura, porque así, lo único que consigues es que el receptor no se ubique sobre cuál es tu pensamiento y deje de leerte porque se siente confundido o porque no le aportes ningún tipo de credibilidad.

Es imprescindible que el autor este informado y documentado, no se puede llamar ensayo a un texto en el que se muestre una opinión sin argumentos convincentes y  sin contrastar con la realidad. El objetivo que se busca al redactar un ensayo es persuadir al lector y convencerle de que el punto de vista del autor es el correcto sobre el tema que se está debatiendo.

Respeta la estructura del ensayo

Escribir un ensayo es sencillo si respetas su estructura, para ello es imprescindible conocer que todos los ensayos deben estar construidos enfocados en tres bloques: en primer lugar cuentan con una introducción, un desarrollo y una conclusión. En cuanto a la extensión del texto, depende de la decisión del autor o de la extensión que dispongas.

La introducción debe ser breve en líneas generales (en comparación con el cuerpo de del ensayo). Su función es muy importante, ya que debe introducir al lector en el tema en que se basa el ensayo. No es un resumen, es decir, no debes desvelar los argumentos que vas a desarrollar posteriormente, pero si es recomendable darles una pequeña pincelada. En la introducción puedes informar al lector de la realidad vigente, es decir, presentar los antecedentes y darle un toque de objetividad para que el lector comprenda el cuerpo de la forma más sencilla posible.

El desarrollo es el cuerpo del ensayo. Es el lugar donde debes ubicar y exponer en profundidad todos los argumentos que sustentan tu idea principal. Tus dotes como escritor protagonizan esta parte del discurso del texto, ya que debes dar lo mejor de ti. ten en cuenta que introduciendo citas de otros autores, referencias y fuentes (a ser posible de primera mano) aportas veracidad a tus argumentos.

Por último, debes incluir una conclusión a la altura de tus argumentos. Es la parte final y los lectores tendrán muy en cuenta como resuelves tus argumentos que has desarrollado.  Des recomendable hacer una recapitulación de los razonamientos y terminar dando una resolución a cada uno de ellos.

autores-ensayos-recursos-escritores

Cuida el lenguaje

Como ya hemos comentado es imprescindible que un ensayo aporte credibilidad, es decir, estamos ante un texto que aporta seriedad al asunto que estamos tratando. El tono que utilices por tanto, debe ser formal. Evitar sarcasmos, bromas y humor dentro del ensayo es fundamental para no perder prestigio en tus argumentos. El vocabulario coloquial también debe estar fuera del ensayo. El excesivo uso de formalismos también es perjudicial, es decir, debemos encontrar un punto medio donde establecer el equilibrio entre los expertos y los que desean aprender sobre el tema. Sigue el hilo de los argumentos, no divagues demasiado, confundir al lector con teorías que no vas a resolver no tiene ningún sentido.

Las frases cortas son más recomendables ya que estas explicando pensamientos personales; si el lector no entiende algo deberá volver atrás y si las frases son muy largas entorpecerá el proceso de comprensión del lector. No abarques demasiados puntos, es imposible responder todo sobre un tema a no ser que dediques una obra extensa en ello. Es preferible que enfoques una o dos hipótesis y las explotes en profundidad, antes que abarcar muchas hipótesis y no acabes respondiendo ninguna correctamente.

Reflexiona sobre el tema y cómo puedes enfocarlo

El tema es la base del ensayo. Añadir una estructura correcta, unos argumentos subjetivos razonados y un lenguaje perfectamente cuidado, no hace que tu ensayo vaya a ser popularmente leído. El tema es imprescindible para captar la atención del lector. No es necesario que trates un tema actual, pero si que tenga o haya tenido gran relevancia, que haya sido foco de debates y que preocupe a la sociedad a querer seguir informándose sobre el tema, esta vez, desde tu punto de vista.

Tipos de lectores a tener en cuenta

Las personas que deciden leer un ensayo, normalmente saben que van a encontrar opiniones dentro del texto y disfrutan con este tipo de lectura. Por su parte el lector puede conocer o no el tema, de ahí la importancia de documentarse previamente de forma objetiva. La clave es adaptarnos a estos dos tipos de lectores para perder el menor número de público objetivo posible.

Si la persona que está leyendo tu ensayo no conoce el tema, tienes el deber profesional de informarle todo lo posible sin abandonar la línea editorial de subjetividad que define a este género literario.

No es ético aprovecharse de la ignorancia del lector respecto al tema para obligarle a asumir tu opinión como la única válida. La calidad de tus argumentos demostrará tu habilidad como escritor para persuadir.

También puede ocurrir que la persona que está leyendo el ensayo sí tenga un conocimiento previo. Estos probablemente ya tienen una opinión forjada y es más complicado persuadirles; si no demuestras al lector qué dominas el tema sobre el que estás escribiendo perderás toda la credibilidad y seguramente no querrá leer más ensayos firmados con tu nombre o seudónimo.

Si tienes la suerte de que el lector está de acuerdo contigo, se identifica con tu opinión y tu estilo le resulta satisfactorio,  habrás ganado un seguidor.

Interactúa con los lectores

Interactúa con ellos de forma mental, es decir, hazles sentir parte del texto. Incluye un párrafo antes o después de la conclusión que haga reflexionar a los lectores sobre el tema que les acabas de presentar. Así estimulas que lo que han leído tenga un protagonismo mayor en su cabeza. Por muy claras que tenga sus ideas el lector, siempre puedes intentar cambiar su perspectiva en este momento.

Publica tu ensayo con viveLibro

Como hemos comentado anteriormente en esta entrada publicar tu propio ensayo conlleva una gran labor de documentación y estudio sobre el tema en el que te vas a especializar. Por ello, desde viveLibro si estás pensando en publicar tu propio ensayo, podemos ayudarte en todo el proceso. Desde la documentación y planteamiento del tema que quieres tratar hasta la venta de tus ejemplares, todo el equipo de la editorial te acompañará en todo el proceso no solo para resolver tus dudas sino también para acompañarte en este bonito y especial camino que empiezas a emprender. Solo tienes que hacernos llegar tu manuscrito y hacernos saber cuál es tu objetivo y tus propósitos con tu obra, a partir de ahí trataremos contigo qué servicios editoriales son los que mejor se adaptan a tu libro y sobre todo qué paquetes editoriales funcionarán en el mercado con tu obra. De la mano de nuestro equipo editorial y siempre bajo tu supervisión y en contacto constante con ellos y su experiencia dilatada en el tiempo ponemos a tu disposición los mejores opciones que te permitirán cumplir tu sueño y publicar tu obra. Te ayudaremos a conseguir tu objetivo y publicar tu ensayo de manera rápida y efectiva. Confía en nuestros años de experiencia y sobre todo en un equipo de personas que harán sentirte lo más cómodo posible publicando tu ensayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *