Cómo escribir una autobiografía: guía practica

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Sin valoraciones

Cargando…

Las historias fascinantes no solo forman parte de los libros ficticios o novelas nacidas de la invención de los grandes escritores. En ocasiones, tienes algo fascinante que contar y esa historia es tu propia vida. Cualquier persona que haya vivido una vida llena de aventuras, emociones o dificultades tiene algo interesante que compartir con el mundo, si es tu caso ¿por qué no pensar en escribir una autobiografía?

Una biografía no es ni más ni menos que una historia basada en hecho reales, es decir, en tus vivencias, por tanto, el truco para escribir correctamente una biografía es tratarla como una historia. Esta parte te resultará sencilla porque ya conoces los elementos que debes incluir: debe haber unos personajes y protagonistas (tú porque es tu biografía), un conflicto que forma parte de la trama central y una historia interesante que enganche a los lectores a tu libro.

¿Qué es una autobiografía?

Una autobiografía es la narración de una vida o una parte de ella escrita por el protagonista, es decir, escrita por ti mismo. Pocas personas en el mundo te conocen mejor que tú mismo, y tienes la ventaja de poder añadir en la narración mejor que nadie tus sentimientos y sensaciones de cada situación vivida. En la autobiografía puedes añadir tu nacimiento, tus logros y fracasos (tanto personales como profesionales), tus gustos, experiencias (positivas y negativas) y los acontecimientos más relevantes que hayas vivido.

Es considerado un género literario que se sitúa en la frontera entre literatura e historia. Es popular y generalmente muy leído por numerosas personas que están interesadas en conocer en profundidad la vida de la persona en cuestión. Se diferencia de la biografía por la persona que escribe y narra la historia. La autobiografía está escrita en primera persona.

Lee autobiografías de otros personajes

Nuestro mejor consejo: leer previamente sobre lo que quieres escribir para conocer en profundidad el género literario en el que te mueves. Para escribir una autobiografía lo más importante es saber cómo hacerlo y hacerlo bien. Leyendo a otros profesionales puedes observar su tratamiento en cuanto al género literario, tomar ideas para tu propia autobiografía, observar en qué detalles personales o profesionales se detiene más… En definitiva te da ideas para saber qué tipo de información puedes incluir. En general en este género literario se acepta todo tipo de información.

Primer paso: obtener todas las ideas que puedes incluir

Antes de comenzar a redactar la historia de una vida, llena de momentos, años e historia que contar, debes obtener todas las ideas que puedes incluir en la historia. Por tanto vamos a comenzar con lo que llamamos “lluvia de ideas”. Escribe todo lo que se te ocurra aunque pienses que ni siquiera vas a añadir ese momento en tu libro, es mejor tener más información y desecharla o comprimirla que verte escaso de ideas que añadir. Investiga sobre tu propia vida, puedes ayudarte de fotos, de diarios, de historias de tus familiares, videos… todo lo que contenga información sobre tu vida que puede escapar de tus recuerdos, ya decidirás más tarde que vas a incluir. También puedes recopilar sucesos que tienen que ver con tu vida aunque no aparezcas personalmente (tu nacimiento, una historia de tu familia antes de nacer…).

Escribe una cronología o línea del tiempo sobre tu vida

Una autobiografía no tiene por qué comenzar desde el nacimiento, por tanto que escribas una cronología no significa que tengas que seguir todas las fechas a raja tabla, pero es muy recomendable obtener esta información como una estructura donde puedes incluir fechas importantes, recuerdos, sucesos relevantes etc. Y así asegurarte de que no pierdes ningún detalle. Lo más importante es que añadas sucesos que hayan cambiado tu vida o que la hayan marcado para siempre. Si quieres puedes empezar la historia desde uno de esos momentos en lugar de desde tu infancia, niñez etc.

Los personajes principales son tan importantes como las fechas, en todas las historias interactúan personajes que protagonizan contigo la historia de tu vida, además ayudan a desarrollar la trama. Las personas que han influido en tu vida serán las que debes añadir en tu historia, pueden ser tus padres, hijos, pareja, familiares cercanos así como amigos, profesores, entrenadores… cualquier persona lo suficientemente importante para dedicarle un hueco en tu historia, presentarla y ver cómo influyó o influye en tu vida. También hay espacio para los antagonistas o enemigos, ya que son importantes para incluir conflictos en tu historia que enganchen a los lectores.

No solo las personas que han pasado por tu vida te han dejado huella, es posible que tengas o hayas tenido un compañero de cuatro patas que te ha marcado y ayudado a ser feliz. Los animales o mascotas también son protagonistas de nuestras vidas con la misma importancia que puede marcarte una persona. No dudes en hablar de tus sentimientos con tu mascota, muchas personas comparten estos sentimientos.

borrador

Selecciona las historias más importantes de tu lluvia de ideas

Es momento de comenzar con el borrador de tu autobiografía y para ello vamos a utilizar las historias que hemos recopilado anteriormente y los personajes que hemos decidido van a protagonizar escenas de nuestra vida. Selecciona las buenas historias o anécdotas que habías escrito y desecha las que no tienen espacio en tu obra. Entrelaza las historias para mantener la coherencia de la historia y un cierto orden cronológico (aunque no es obligatorio, si haces saltos cronológicos debes controlarlo y dominarlo pues recuerda que un salto en el tiempo que no está justificado hará que los lectores tengan cierta confusión en tu historia).

¿Cómo seleccionas qué historias son más importantes? Analiza quién eres hoy, qué situaciones te han llevado a pensar como lo haces, qué sucesos te han marcado, qué decisiones has tenido que tomar hasta llegar a tu presente…También puedes añadir historias que expliquen tus sentimientos, miedos o virtudes. La niñez marca de una forma buena o mala quienes somos en el futuro, y es recomendable que añadas algún pasaje de tu vida de niño.

Como ya sabrás, todo buen personaje ficticio de una novela o relato, sufre una evolución a lo largo de la historia ¿qué evolución has sufrido tú con los años? Nos interesa escribir quienes éramos y quienes somos hoy en día y ver cómo hemos cambiado nuestra forma de ser, pensamientos o ideología. Detrás de un gran cambio radical suele haber una historia que marca nuestras vidas, cuéntala, esta historia ayudará a los espectadores a saber el núcleo de la cuestión, y por qué no, a identificarse contigo.

Comienza a escribir la autobiografía

En tu borrador tienes todo el contenido que quieres redactar, es momento de mejorarlo y darle una forma definitiva. Piensa como quieres estructurar el libro y cuál es la trama principal. Debes pulir el borrador para transformarlo en un libro como tal, que contenga su introducción, nudo y desenlace. Establece el conflicto central que vas a desarrollar en el nudo, el mayor obstáculo que has tenido que superar para llegar hasta donde estas, o quizás sea la decisión más importante que tomaste y todo lo que dejaste atrás.  Juega con tu vida como si fuera la de uno de tus personajes ficticios crea tensión, suspense y engancha a los lectores. Añade momento de triunfo temporal, de fracaso y de retorno, como lo haría en una novela.

Cuando te acerques al final, habrá un momento de clímax donde llegarás al punto de máximo conflicto de la autobiografía, es decir, el momento en el que estás cara a cara con el conflicto que protagoniza la trama. Debes terminar con una resolución que en muchas ocasiones es feliz, por eso has decidido contar el relato. Es posible que alguna enseñanza sea protagonista del final y quieras aportar ánimos a personas que se enfrentan a situaciones similares. Es posible que no fueras el ganador o no superaras el conflicto con éxito, no pasa nada, también puedes incluirlo y dando una sabiduría sobre cómo enfrentar un fracaso. Todo es posible si está redactado de forma motivadora y positiva.

Importante: redacta en primera persona

Es una autobiografía, lo que quiere decir que los lectores saben que el escritor es el protagonista de la historia y precisamente, buscan leer de primera mano las vivencias y sentir tus vivencias como propias. Escribe para estos lectores y regálales confianza, sentimientos, intensidad como si fuera una historia cotidiana con la que se van a identificar. Tus líneas tienen que revelar toda tu personalidad, es decir, la autobiografía tiene que revelar cómo eres realmente, eres una persona positiva, negativa, alegre divertida… manifiesta como eres de forma natural.

Autopublica tu obra con vivelibro

Lánzate y publica con vivelibro. Tomate el tiempo que necesites para escribir y corregir tú obra. Cambia y edita lo que creas conveniente y consigue el resultado que tanto deseas. Recuerda que En vivelibro también te ayudamos en todo el proceso de producción de tu proyecto literario para que la experiencia de escritura sea relajada y placentera. Tú limítate a crear y escribir nosotros nos ocupamos del resto. Ponemos a tu disposición nuestro equipo editorial. Haznos saber cuál es tu objetivo y tus propósitos con tu obra, a partir de ahí trataremos contigo qué servicios editoriales son los que mejor se adaptan a ti. Queremos ayudarte a cumplir tu sueño y publicar tu obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *